Novedades editoriales

4 de junio de 2015

''Investigamos uno de los yacimientos más extensos y mejor conservados de Egipto''


El sitio arqueológico de Oxirrinco, río abajo al sur de El Cairo, encierra la esencia de los diferentes pueblos que ocuparon este asentamiento: egipcios, griegos, romanos, bizantinos, cristianos y árabes, entre otros.

A finales del siglo XIX aparecieron miles de papiros que evocaban su antiguo esplendor, pero sus vestigios continuaban enterrados. En las últimas décadas, la Misión Arqueológica de Oxirrinco, dirigida por Josep Padró, de la Universitat de Barcelona, ha excavado sus reliquias, que han cautivado al mundo de la egiptología: depósitos votivos llenos de peces sagrados, un Osireion que fue utilizado durante los rituales mistéricos osiríacos, la tumba de un escriba con sus útiles de trabajo, además de otros restos de época grecorromana y bizantina.

"Tenemos inscripciones en jeroglífico, hierático, demótico, griego, latín y copto", explica Josep Padró en esta entrevista. "Gracias a esta información cada vez conocemos mejor el Antiguo Egipto", añade.

El agua, el río, fue vital para el desarrollo de Oxirrinco, ¿no?

En Egipto no hay vida sin agua; donde no hay agua hay un desierto estéril. En Oxirrinco siempre ha habido agua, unas veces más otras veces menos. Hay que decir que el río de Oxirrinco no es el Nilo, sino el Bahr Yussef, un brazo navegable del Nilo en la antigüedad. En el emplazamiento de la antigua ciudad aún hay vegetación, el agua del nivel freático es prácticamente superficial; al sur de la ciudad, donde se localizaban los baños públicos romanos, todavía hay un lago de agua. La ciudad no fue abandonada por falta de agua.

Un jeroglífico con el nombre de la ciudad fue hallado en el yacimiento, ¿verdad?

Se sabía que Per-medjed correspondía al nombre jeroglífico de la ciudad por unas inscripciones halladas en otros lugares. Por primera vez encontramos el nombre en las inscripciones de la tumba número 1, de un tal Heret, un personaje del perído saíta que vivió alrededor del año 600 a.C. El nombre en copto es Pemdje.

¿Qué significa el topónimo Oxirrinco? ¿Hace referencia a un pez?

El significado del nombre Per-medjed es dudoso, algo así como "lugar de encuentro". ¿Entre Horus y Set? Oxirrinco es el nombre que los griegos le dieron a la ciudad debido a Tueris, el animal sagrado que representaba a la diosa local, que era un pez nilótico. Se trata de una divinidad femenina, ya que el pez luce la corona de Hathor, el disco solar entre dos cuernos de vaca. En Oxirrinco, el pez Tueris formba una tríada junto con Osiris y Dedun, su hijo.

¿Qué pensaron cuando hallaron dos depósitos votivos con miles de peces sagrados? Estos entierros no eran habituales en el Antiguo Egipto, ¿no?

Pensamos que los peces debían de ser oxirrincos, pero hizo falta que nos lo confirmara un especialista del Instituto Real de Ciencias Naturales de Bruselas, el doctor Wim van Neer, quien nos visitó en 2013. Los entierros de peces sagrados no son habituales en Egipto; en la Baja Época sí que eran habituales los entierros de animales sagrados, pero no de peces.

Y los habitantes de Oxirrinco, ¿qué tenían de especial?

En Oxirrinco hubo una gran colonización griega que la convirtió en la segunda ciudad de Egipto en número de habitantes, después de la misma Alejandría. Pronto adoptaron los dioses y rituales funerarios egipcios, entre ellos la momificación.

Miles de papiros salieron a la luz, pero faltaba hallar un escriba, ¿no? ¿Ya han analizado la tinta que contenía su tintero?

Efectivamente, miles y miles de papiros, sobre todo en griego y de época romana, muchos de los cuales todavía no han sido publicados. Se encuentran principalmente en el Museo Ashmolean de Oxford y proceden de excavaciones de hace más de cien años, de egiptólogos como Grenfell y Hunt. Pero nunca se había encontrado la tumba de un escriba. Nosotros encontramos una en 2014, de un chico de 16 años que fue enterrado con todo el equipo de escritura. Por cierto, existe un tintero parecido procedente de una necrópolis romana-bizantina de Jávea, en Alicante. Todavía no tenemos los resultados del análisis de la tinta.

El Osireion de Oxirrinco también es muy particular. ¿El culto a Osiris sigue rodeado de misterio?

El Osireion fue localizado en el año 2000 y lo empezamos a excavar en 2001. Se trata de una necrópolis subterránea donde se enterraban simulacros de Osiris, unas figurillas de barro momificadas. Se enterraban después de haber sido utilizadas en los rituales mistéricos osiríacos del mes de Khoiak del año anterior, relacionados con el retorno de la vegetación después de la inundación. Estos templos también eran conocidos en otros lugares de Egipto, pero el nuestro es el más bien conservado. Asimismo, hay inscripciones hieráticas correspondientes a reyes de la segunda mitad del siglo II a.C., desde Ptolomeo VI Filometor hasta Ptolomeo X (o XI) Sóter II, de gran importancia histórica.

Hace poco se publicó que una de las pinturas coptas podría ser una imagen primitiva de Cristo. ¿Es así?

Estas pinturas cristianas primitivas aparecieron en los muros de una cripta de piedra sepultada. Los primeros indicios aparecieron en 2013, siguieron en 2014 y continúan en 2015. La primera figura corresponde a un joven bendiciendo, pero no creo que sea una imagen de Cristo, sobre todo por la posición lateral que ocupa. Nunca dijimos que fuera una imagen de Cristo, sino cristiana. El informe en francés que pasamos al Consejo Superior de Antigüedades fue traducido al árabe y después al inglés, resultando una interpretación errónea: "traduttore, traditore" ["traductor, traidor"]. Este año ha aparecido en un nicho, en una posición más central, la imagen de un orante rodeada por dos ángeles. Y al lado de una puerta ha aparecido la imagen de un sacerdote con un incensario.

Egipcios, grecorromanos, bizantinos, cristianos, árabes... Muchas culturas dejaron sus huellas en este lugar tan único. ¿Por qué se detuvo toda esta evolución cultural?

Esto lo dirían los medievalistas. Según tengo entendido, en tiempos medievales todavía había un bosque de acacias que fue arrasado por las masivas construcciones navales de la época, provocando el empobrecimiento de la población.

¿Qué investigan actualmente?

Estamos estudiando las tumbas saítas y grecorromanas de la Necrópolis Alta, los depósitos de peces y una gran vía procesional romana con dos hileras de columnas en cada pórtico, en medio de la cual se encuentra la cripta mencionada, también en estudio. Y el Osireion, por supuesto.

¿Qué supone para usted toda esta experiencia arqueológica en Oxirrinco?

Ya son exactamente 24 años investigando uno de los yacimientos más extensos y mejor conservados de Egipto, del cual teníamos mucha información escrita por los papiros, pero que no había sido estudiado arqueológicamente ni epigráficamente. Tenemos inscripciones en jeroglífico, hierático, demótico, griego, latín y copto. Gracias a esta información cada vez conocemos mejor el Antiguo Egipto.

Artículo: Alec Forssmann.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Animales sagrados del Antiguo Egipto (Museo Egipcio de Barcelona). Del 22 de febrero al 30 de septiembre de 2017.