Novedades editoriales

14 de octubre de 2018

¿Quién es el 'guardián de los secretos'? La extraña tumba encontrada en Egipto


Un equipo de arqueólogos de la República Checa ha llevado a cabo un importante descubrimiento en Egipto. Investigando y analizando las inmediaciones de una pirámide situada en Abusir, una necrópolis del Imperio Antiguo situada en la ribera occidental del río Nilo, un grupo de científicos checos se ha llevado una sorpresa al hallar un enterramiento plagado de lujosque no corresponde a un faraón: ¿quién es el 'guardián de los secretos' que allí descansa?

Los arqueólogos se encontraban inspeccionando la zona cercana a la pirámide que pertenece al faraón Neferirkare cuando se dieron de bruces con algo inesperado: a pocos metros, hallaban los restos muy bien conservados de una capilla, una tumba y una estatua. Tras analizar las inscripciones encontradas, pronto se descubrió de quién era ese lugar de culto: se trataba de la zona de enterramiento de un sacerdote cuyo nombre era Kaires.

Un equipo de arqueólogos de la República Checa ha llevado a cabo un importante descubrimiento en Egipto. Investigando y analizando las inmediaciones de una pirámide situada en Abusir, una necrópolis del Imperio Antiguo situada en la ribera occidental del río Nilo, un grupo de científicos checos se ha llevado una sorpresa al hallar un enterramiento plagado de lujosque no corresponde a un faraón: ¿quién es el 'guardián de los secretos' que allí descansa?

Los arqueólogos se encontraban inspeccionando la zona cercana a la pirámide que pertenece al faraón Neferirkare cuando se dieron de bruces con algo inesperado: a pocos metros, hallaban los restos muy bien conservados de una capilla, una tumba y una estatua. Tras analizar las inscripciones encontradas, pronto se descubrió de quién era ese lugar de culto: se trataba de la zona de enterramiento de un sacerdote cuyo nombre era Kaires.

Además, un sencillo detalle confirmaría que tuvo que ganarse el favor de los reyes de Egipto: en la capilla que se encontró en su honor se hallaron restos de basalto en su base, un material altamente inusual en enterramientos que no pertenecían a faraones, al tratarse de un material exclusivo para la realeza. Como curiosidad, se encontró el sarcófago dentro de la tumba... pero no se halló la momia, por lo que las investigaciones continúan en ese sentido.

Estudiantes de la UASLP viajarán a Egipto a restaurar tumbas


Ángela Castro Jiménez y Lucía de Jesús Martínez Torres, estudiantes de décimo semestre de la Carrera de Restauración y Conservación de Bienes Culturales Muebles de la Facultad del Hábitat en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) viajarán a Luxor, Egipto, tras ser seleccionadas por la Sociedad Mexicana de Egiptología para participar en un programa de restauración de un complejo de tumbas.

Las jóvenes viajarán a Egipto el próximo 22 de octubre para iniciar con las labores de restauración a partir del 25 de octubre. Estarán mes y medio en Egipto trabajando en este proyecto.

Señalaron que aunque tienen conocimiento que en años anteriores hubo egresados de la licenciatura de restauración que resultaron seleccionados para formar parte de esta experiencia, resultará nuevo el proceso porque el complejo al que acudirán a trabajar es distinto a lo que vivieron generaciones pasadas.

Ángela Castro y Lucía Martínez apuntaron que en esta ocasión sólo cuatro profesionales mexicanas resultaron seleccionadas, se trata de una persona de Guadalajara y una de la Ciudad de México.

Mencionaron que se sienten arropadas por la Sociedad Mexicana de Egiptología y se comunicarán totalmente en inglés, por lo que el conocimiento de este idioma fue uno de los requisitos para colaborar en este proyecto.

El costo de la estancia deberá correr a cargo de las estudiantes al igual que el traslado, sin embargo la UASLP a través de la Facultad del Hábitat apoyará a las jóvenes con el costo del avión de ida y regreso.

María José López Grande: ''Aunque mucha gente no lo sepa, los antiguos egipcios escribían cuentos fantásticos de gran calidad''


El Museo Monográfico de Puig des Molins, en el número 31 de la Vía Romana de Ibiza, acoge desde ayer y hasta el 11 de octubre un interesante curso gratuito sobre literatura y escrituras del antiguo Egipto. Consta de cuatro sesiones de unas dos horas de duración cada una y las imparte a partir de las 18,30 horas María José López Grande, una de las mayores expertas en este tema que hay en España.

Profesora desde 1995 de la Universidad Autónoma de Madrid, donde es doctora en Prehistoria y Arqueología, también participa activamente desde 2002, como responsable de cerámica en las excavaciones de Dra Abu El-Naga, al oeste de la ciudad egipcia de Luxor, dentro del Proyecto Djehuty. Además, es la coordinadora del grupo de investigación Ibiza Púnica (F-073 UAM) que trabaja en las investigaciones realizadas desde el Museo Arqueológico de Ibiza y Formentera en diferentes aspectos de la cultura material feniciopúnica y egiptizante documentada en los yacimientos arqueológicos de la isla.

8 de octubre de 2018

¿Qué tendrá la momia egipcia a la que le han hecho un TAC?


Un equipo de radiólogos del hospital universitario Virgen del Rocío e historiadores de la Universidad de Sevilla dirigen las jornadas «Aproximaciones a los estudios actuales de momias egipcias», que se celebra mañana en el Aula Magna del Edificio de Gobierno. La entrada es libre hasta completar aforo.

Este encuentro está organizado por José Manuel Morales, coordinador de la unidad de Radiología Músculo-Esquelética del Virgen del Rocío, y José Miguel Serrano, catedrático del departamento de Historia Antigua de la Universidad de Sevilla. El programa se inaugura a las 16.30 horas con una aproximación a los fundamentos religiosos de la conservación del cuerpo en el Egipto Faraónico, a cargo del profesor Serrano.

A continuación, abordarán los nuevos hallazgos en el Proyecto Djehuty: la radiología a pie de tumba, que imparte Jesús Herrerín,de la Misión Arqueológica Española en la Necrópolis de Tebas.

¿Qué escondía bajo sus vendajes Nespamedu, médico del faraón y sacerdote de Imhotep? Es otra de las preguntas que van a hacer a los asistentes, quienes conocerán los resultados del TAC realizado en el hospital universitario Quironsalud de Madrid, y que explicará Javier Carrascoso Arranz.

Además, va a ofrecer los resultados del TAC que han practicado a la momia guanche mejor conservada. Y por último, otra especialista de este centro, Silvia Badillo Rodríguez-Portugal, va a dar una charla titulada «Desvistiendo a dos momias egipcias femeninas».

Artículo: A.F.L.

Desvelan los secretos de la moda del Antiguo Egipto


Los antiguos egipcios estaban más a la moda de lo que pensamos. Al menos, es lo que revela el último hallazgo de los científicos del Museo Británico.

A través de una novedosa técnica, los expertos han analizado un calcetín de un niño del año 300 (momento en el que Egipto pertenecía al Imperio Romano) y han descubierto la utilización que entonces ya disponían de técnicas novedaosas de teñido y tejido.

El calcetín, hecho para el pie izquierdo de un niño, estaba formado por hilos de siete colores distintos y ha sido fechado por radiocarbono.

Esta nueva técnica analiza la luminiscencia de diferentes tintes y utiliza la microscopía digital para examinar las fibras. Así, descubrió que los egipcios utilizaron solo tres tintes para conseguir los siete colores del calcetín.

Según informa el «Daily Mail», los investigadores sostienen que este nuevo tipo de análisis nos da una visión sin precedentes de la vida antigua, y lo colorida que pudo haber sido.

Aunque los calcetines han existido desde la edad de piedra (los hombres de las cavernas usaban pieles de animales para cubrirse los pies), se cree que los antiguos egipcios son los responsables de los primeros calcetines tejidos.

2 de octubre de 2018

Egiptología 2.0 nº13 (octubre 2018)


Bienvenidos al Nº 13 de la Revista Egiptología 2.0, correspondiente al mes de octubre de 2018. Abrimos este nuevo número con un interesante artículo de Julio López Saco: ‘‘Animales momificados en la antigüedad egipcia: aspectos mítico-religiosos.’’

Los animales estuvieron muy presentes en gran cantidad de manifestaciones culturales del Egipto antiguo. Aparecen como pictogramas en la escritura jeroglífica y como motivos ornamentales en los objetos cotidianos.

Es un hecho irrefutable que los antiguos egipcios momificaban seres humanos, generalmente monarcas, nobles y posteriormente particulares, pero también era una práctica habitual con animales, cuya esencia sacra siempre estaba presente. Serían acompañantes del muerto en la vida eterna, ejerciendo su papel de mascotas en la otra vida, auténticas ofrendas dedicadas a las deidades.

Hay una enorme variedad de animales momificados, entre los que destacan gatos, escarabajos, peces, aves, perros, monos, gacelas, toros, serpientes, mangostas y cocodrilos. De modo genérico, los expertos embalsamadores extraían las vísceras, lavaban y secaban el cuerpo, para luego desecarlo y desgrasarlo en natrón. Tras un determinado período de tiempo, se ungía con resinas y con aceites sagrados, y posteriormente se envolvía en vendas de lino y se colocaba en un féretro o era inhumado.

En la sección de entrevistas, hablaremos con Elisa Castel: Diplomada en Cultura, Historia y Civilización Egipcia, es además, profesora de distintos cursos de Egiptología organizados por las Universidades de Navarra, Alcalá de Henares, Autónoma y Complutense de Madrid. Su actividad docente también tiene lugar en otras instituciones como el Museo Egipcio de Barcelona, la Asociación Española de Orientalistas, la Sociedad Catalana de Egiptología y actualmente en la Asociación Española de Egiptología, de la que además es miembro fundador.

Alfonso Daniel Fernández Pousada nos hablará de las pirámides en Egipto, Verónica Reyes descubrirá los secretos de Isis, la gran maga, conoceremos al cuarto sacerdote de Amón: Montemhat, hablaremos sobre la decadencia de los Lágidas, Sandra Pajares nos mostrará todos los rincones de la tumba de Nefertari, hablaremos del Libro de la salida al día, Claúdia Barros nos desvelará todos los detalles del ejército egipcio, aprenderemos escritura jeroglífica, conoceremos la segunda parte del artículo de Gerardo P. Taber: En busca del oro líquido de los faraones, Heródoto de Halicarnaso nos desvelará todos los detalles de la Batalla de Meggido, María Isabel Cubas nos explicará todo lo relacionado con los animales en el Antiguo Egipto, conoceremos a Omm Seti de la mano de Marta Pérez, visitaremos la exposición temporal: ‘‘Pasión por el Egipto faraónico’’ y finalizaremos recorriendo cuatro templos en el lago Moeris, en El Fayum, de la mano de Bartomeu Egea Resino.

Todo ello junto con nuestros contenidos habituales y un artículo especial de Luis Castaño Sánchez: Hombre, medidas, pirámides.

Sumario

6. Entrevistas - Elisa Castel: ‘‘A veces me pregunto si esta pasión se puede llevar en los genes.’’

11. Testimonios del pasado - Estela de ‘‘falsa puerta’’ de Juenptah y Meritites.

15. Momificación - Animales momificados en la antigüedad egipcia: aspectos mítico-religiosos.

21. Astronomía - Pirámides en Egipto: Los embriones del Fénix.

41. Mitología - Isis, la gran maga.

44. Personajes - Montemhat: Cuarto sacerdote de Amón.

50. Faraones - La decadencia de los Lágidas.

54. Arquitectura - La tumba de Nefertari.

61. Textos religiosos - El Libro para la salida al día, clave en la democratización del Más Allá.

66. Historia militar - El ejército egipcio.

74. Escritura - Escritura jeroglífica, la magia de las palabras. Una breve introducción a la escritura jeroglífica egipcia.

79. Egiptología - En busca del oro líquido de los faraones. Recreación de una cerveza del Antiguo Egipto desde la arqueología experimental, parte II.

94. Historia - La batalla de Meggido.

99. Vida cotidiana - Animales en el Antiguo Egipto: Mascotas y dioses.

103. Egiptología - Omm Seti, todo por un sueño.

108. Exposiciones - Pasión por el Egipto faraónico.

117. Hoy viajamos a... - Cuatro templos en el lago Moeris, en El Fayum.

122. Especiales - Hombre, medidas, pirámides.

136. Novedades editoriales - Tutankhamón. El viaje por el inframundo / Desenrollando momias. Los grandes aventureros de la arqueología.

138. Noticias - Noticias destacadas del trimestre.

Descargar - Egiptología 2.0 nº13 (octubre 2018).

30 de septiembre de 2018

El secreto mejor guardado de la nobleza: el lazo que une a la duquesa de Alba y Tutankamón


"El momento decisivo había llegado. Con manos temblorosas abrí una brecha minúscula en la esquina superior izquierda. Oscuridad y vacío en todo lo que podía alcanzar una sonda demostraba que lo que había detrás estaba despejado y no lleno como el pasadizo que acabábamos de despejar. Luego, ensanchando un poco el agujero, coloqué la vela dentro y miré. (...) Por un momento, que debió parecer eterno a los otros que estaban esperando, quedé aturdido por la sorpresa (...) Cuando Lord Carnavon preguntó ansiosamente si podía ver algo, todo lo que pude hacer fue decir: 'Sí, cosas maravillosas'".

Así narraba el arqueólogo Howard Carter el hallazgo de la tumba de Tutankamón en su libro de memorias. El descubrimiento, probablemente el de mayor calado en lo que a la arqueología egipcia se refiere, se registró en noviembre de 1922 en el Valle de los Reyes, situado en las cercanías de Luxor (Egipto). La noticia corrió como la pólvora y pronto Carter comenzaría dar charlas explicando la misión exitosa de búsqueda del sarcófago del faraón. Una de sus paradas la realizaría en España.

¿Pero cuál era el nexo del investigador inglés con nuestro país? Pues un miembro de la nobleza: Jacobo Fitz-James Stuart, XVII duque de Alba. Ambos congeniaron desde su primer encuentro en El Cairo en 1909 gracias a la pasión que compartían: la fascinación por Egipto. En 1920 se volvieron a encontrar en el país del Nilo. Mientras Carter y sus excavaciones, financiadas por el dinero del aristócrata Lord Carnarvon, repercutían en su empeño de topar con algo realmente importante, el duque y su mujer, María del Rosario Silva, disfrutaban de su luna de miel.

Después del descubrimiento de la tumba de Tutankamón y gracias a la amistad que se había forjado, Jacobo Fitz-James Stuart convenció a Howard Carter para que viajase a España en dos ocasiones, la primera como participante invitado del Comité-Hispano Inglés. En total, el arqueólogo británico pronunció cuatro conferencias en salas abarrotadas, fue nombrado miembro de la Academia de la Historia y cedió 92 diapositivas que documentan el hallazgo del sarcófago del faraón que sirvieron para dar a conocer la egiptología, una disciplina muy residual en España por aquel entonces. También se codeó con personalidades de la talla de Alfonso XIII -fue recibido en el Palacio Real-, Ortega y Gasset o Mariano Benlliure.

''Algunos aspectos del cristianismo ya estaban presentes en el antiguo Egipto''


Doctor y profesor de Historia Antigua y Arqueología en la Universidad Complutense de Madrid, José Ramón Pérez-Accino dirige un proyecto de investigación en la Necrópolis de Tebas, antigua capital egipcia y actual Luxor, centrado en una tumba en la que se hallaron unas cuarenta momias de mujeres reales. Mañana martes desvelará algunos de sus secretos en el Aula de Cultura de LA VOZ, a partir de las siete y media de la tarde en el Centro de Estudios Universitarios, con libre acceso y sugerente título: 'Egiptología. Más allá de momias, tesoros y maldiciones'.

“La muerte es el evento más democrático”


Lo que ha visto esta mujer provocaría pesadillas a mucha gente. Momias, montones de momias. De toda clase y condición. Algunas recién desenterradas o aún en sus sombrías tumbas, en las que ha tenido que adentrarse. A Salima Ikram, la gran especialista de referencia en momias egipcias, la llaman cada vez que hay que examinar una, sea humana o de animal. Curiosamente, pasarse la vida entre momias no le ha amargado el carácter y es una persona jovial y simpática, llena de joie de vivre, que ya es contraste. Ikram nació en Lahore, Pakistán, en 1965, pero una visita a los 9 años a Egipto, donde se enamoró de sus antigüedades, selló su destino. Tras estudiar arqueología y egiptología en EE UU y en la Universidad de Cambridge, se instaló en El Cairo, donde enseña ambas materias en la célebre American University de la capital egipcia. Autora de numerosos libros y rostro habitual de los grandes documentales televisivos, Ikram es codirectora del Animal Mummy Project en el Museo Egipcio y trabaja en numerosas excavaciones. Para redondear, fue asesora de la película de Hollywood La Momia (el remake de 1999), aunque en muchas cosas no le hicieron, obviamente, caso. Participó en el pasado Congreso Extraordinario de Estudios de Momias, en Tenerife.

“Empecé trabajando en la vida cotidiana en el Antiguo Egipto y en un aspecto concreto que es la comida”, explica Salima Ikram. “Fue al estudiar cómo se preservaba la comida para los difuntos en las tumbas cuando llegué a las momias”, rememora l investigadora, que ya era una fan de la antigüedad faraónica desde que su padre la llevó a El Cairo. “Vi las pirámides y los tesoros de Tutankamón; para una niña como era yo Egipto fue una revelación”. La confluencia de ese interés primerizo y el estudio de cómo se embalsamaban los alimentos de las ofrendas funerarias la condujo a las momias. Se ha especializado en las de los animales.

“Me interesan igual las humanas pero si prefiero las de los animales es porque hay más especies”, apunta con cierta sorna. “También porque las formas de momificar son mucho más variadas. Y siempre me han gustado mucho los animales, el mundo natural era muy importante en la antigüedad y sobre todo en Egipto donde los animales eran fundamentales para la subsistencia pero además estaban relacionados con el mundo divino, eran intermediarios entre nosotros y los dioses. Los animales están por tanto en una posición clave para ayudarnos a entender el pensamiento egipcio. Griegos y romanos se burlaban de la relación de los egipcios con los animales, pero luego, cuando conquistaron ellos Egipto siguieron con los antiguos cultos. Esos cultos ofrecían acceso a verdades esotéricas y por eso eran tan populares”.

Descubren más de ochocientas tumbas del Antiguo Egipto


Cerca de la aldea de Lisht, se encuentra un importante complejo funerario del Reino Medio egipcio. Flanqueado por dos pirámides, una al norte y otra al sur, el cementerio cuenta con varios enterramientos de nobles. Aquí, una expedición conjunta entre la Universidad de Alabama en Birmingham y el Ministerio de Antigüedades de Egipto ha descubierto 802 tumbas datadas en torno al 4000 a.C.

A pesar de que este cementerio no era un secreto, estos enterramientos sí han supuesto una sorpresa, ya que los egiptólogos desconocían su existencia. «Lo que tenemos es uno de los sitios más grandes del Reino Medio en todo Egipto», ha afirmado Sarah Parcak profesora de la Universidad de Alabama, que ha participado en la expedición, al National Geographic.

El equipo ha documentado las características de los enterramientos, recopilando imágenes y coordenadas GPS para armar una base de datos. Han descubierto que muchas de las tumbas tenían espacio para hasta ocho enterramientos diferentes y que formaban una intricada red mortuoria que Parcak compara con los sinuosos túneles de una madriguera de conejos.

«Muchos habrían sido reutilizados por familias, nietos, bisnietos, o primos terceros», explica esta experta que añade que el complejo podría haber algergado los restos de al menos a 4.000 personas.

De acuerdo con el ministro de Antigüedades de Egipto, Khaled El-Enany, las tumbas tienen un estilo arquitectónico característico, estaban excavadas en la roca y rodeadas de ladrillo y piedra caliza

Adel Okasha, director de la Región de las Pirámides, ha afirmado que el equipo ha completado el estudio arqueológico del sur del cementerio mediante el uso del mapeo en 3D. Esta investigación es muy importante ya que les proporciona una de las bases de datos más ricas sobre los cementerios centrales del país en términos de sus prácticas y creencias religiosas, así como aspectos de la vida cotidiana en la capital de Egipto durante la dinastía media antigua.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Pasión por el Egipto faraónico (Museo Egipcio de Barcelona). Del 12 de julio al 31 de diciembre de 2018.