Novedades editoriales

17 de octubre de 2019

Hallan veinte sarcófagos intactos y sellados del Antiguo Egipto en la necrópolis de Asasif


Los arqueólogos han encontrado más de veinte sarcófagos de madera antiguos en Asasif, una necrópolis de altos funcionarios situada en la orilla occidental del Nilo en Tebas, cerca de la ciudad ciudad egipcia de Luxor.

El ministro de antigüedades egipcio, Khaled el-Anany, ha descrito el hallazgo como «uno de los más grandes y relevantes» de los últimos años y ha anunciado que dará más detalles en una rueda de prensa el próximo sábado.

Los ataúdes fueron encontrados intactos, sellados y en buen estado. Todos mantienen jeroglíficos vibrantes y sus figuras pintadas sugieren que contienen los restos de personas importantes. Estaban agrupados en dos niveles, uno cruzado encima del otro.

Cercana al Valle de los Reyes, Asasif es una necrópolis próxima a Deir el Bahari y al sur de la necrópolis de Dra Abu el-Naga. Contiene principalmente tumbas de altos funcionarios del último periodo del Antiguo Egipto (664-332 a. C.), aunque también hay enterramientos pertenecientes a la décimo octava dinastía (1550-1292 a. C.), en la que reinaron los faraones Akenatón y Tutankamón.

Hace apenas unos días, también se anunciaba el descubrimiento de un completo «complejo» industrial perteneciente a esa época. Los más de treinta talleres de los que estaba compuesto estaban dedicados a abastecer los suntosos ajuares funerarios de los reyes de la décimo octava dinastía.

14 de octubre de 2019

Hallan un mapa sobre el inframundo de 4.000 años de antigüedad


El ataúd de una mujer rica de Egipto, llamada Ankh, tenía en su interior la versión la más antigua de un fragmento del Libro de las Dos Vías, que servía a los muertos como una especie de mapa en el inframundo.

Los grabados, localizados en dos paneles de madera, tienen más de 4.000 años. Así lo explica el arqueólogo Harco Willems en su nuevo artículo llamado “Un fragmento de un libro temprano de dos caminos en el ataúd de Ankh de Dayr al-Barshā”, publicado en The Journal of Egyptian Archaeology.

“Los restos del ataúd temprano del Medio Egipto (Dayr al-Barshā) de una dama llamada Ankh contienen partes de la versión más antigua que se conoce del Libro de las Dos Vías”, afirma el reconocido egiptólogo.

Este mapa incluye hechizos que ayudarían al muerto a superar los peligrosos caminos, con lagos ardientes, y los demonios que se encontrará antes de llegar al reino de Osiris.

En el Libro de Dos Vías, el inframundo está dividido en dos caminos separados por un muro de oscuridad. El primero tiene cuatro puertas y el segundo tiene tres, cada uno con un guardián.

La tumba de Ankh fue descubierta en 2012 por un grupo de arqueólogos, liderados por Harco Willems. Fue encontrado en la zona conocida como el Medio Egipto y en un principio creían que era de un hombre llamado Djehutinakht I.

Willems el director del proyecto arqueológico en esta región y, junto a su equipo, han encontrado copias de este texto arcaico en las paredes de las tumbas, papiros, máscaras de momias y otros ataúdes.

El profesor del departamento de Arqueología de KU Leuven (Bélgica) tiene una vasta literatura sobre el tema y ahora suma este hallazgo, que utiliza para hacer una versión más completa del Libro de las Dos Vías.

Encuentran por casualidad el templo del faraón Ptolomeo IV en el Alto Egipto


Unas obras de saneamiento en la orilla oeste del río Nilo en el Alto Egipto (Kom Shaqao, Sohag) han dejado al descubierto los restos del templo de Ptolomeo IV, el cuarto faraón de la Dinastía Ptolemaica, que gobernó desde 222 hasta 205 a. C.

Hijo de Ptolomeo III y Berenice II, el comienzo de su reinado coincide con el inicio del declive del imperio. Ptolomeo IV Filopátor está considerado por los historiadores griegos como un gobernante débil que fue manipulado por los funcionarios alejandrinos, a pesar de la gran victoria en la Batalla de Raphia.

Tras el fortuito hallazgo, se han paralizado los trabajos para permitir a los arqueólogos realizar su labor. De este modo, han desenterrado la esquina suroeste del templo y los restos del muro que se dirigía del norte al sur, con varios pisos de piedra caliza.

El secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades, Mostafa Waziri ha afirmado en un comunicado que, después, los trabajos se centraron en el sur, donde las ruinas descubiertas presentaban inscripciones del antiguo dios egipcio Habi, acompañado de muchos animales diferentes, y restos de textos que contienen el nombre de Ptolomeo IV.

También se ha encontrado otro muro en dirección oeste, cubierto con losas de piedra caliza.

Kom Shaqao es la capital de la décima región de Egipto, se encuentra al oeste de la ciudad de Tama y antes era conocida como Wagit. De hecho, la mención más antigua aparece en la Cuarta Dinastía, en el templo de Hathor.

El triunfal regreso a Egipto del sarcófago dorado del sacerdote Nedjemankh


El sarcófago del sacerdote Nedjemankh, que data del 150 al 50 aC, ha sido recibido en El Cairo con todos los honores, donde a partir de ahora se expondrá en una caja de vidrio en el Museo Nacional de la Civilización Egipcia.

«Estoy contento de que hayamos recuperado esta pieza», ha afirmado a AFP durante la presentación a la prensa el secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, Mostafa Waziri, que después ha precisado que la someterán a trabajos de restauración y conservación.

Realizada a medida de Nedjemankh, el sacerdote del dios con cabeza de carnero Heryshef, la imponente tumba dorada, de casi 1,80 de longitud, ha pasado por Dubai, Alemania y París. Allí, un comerciante de arte, cuya identidad no se reveló, lo vendió al Met de Nueva York por 3,5 millones de euros.

Sin embargo, una investigación conjunta de las autoridades de EE. UU., Egipto, Alemania y Francia concluía que la pieza había sido robada en Egipto durante las revueltas contra el presidente Hosni Mubarak en 2011.

En ese momento, en febrero de este año, el sarcófago era la pieza estrella de una exposición en el museo neoyorquino, que se vio obligada a clausurar de forma anticipada.

Según el fiscal de Manhattan, Cyrus Vance, a quien el Met le había entregado el sarcófago, se encontraba entre cientos de objetos robados por la misma organización criminal.

Mostafa Waziri ha avalado ahora su autenticidad, ha aseverado que la investigación continúa y que el departamento de repatriación de objetos egipcios antiguos ha recuperado «varios miles de objetos» en los últimos dos años.

Trasladan dos momias egipcias descubiertas por Eduard Toda al Museo de la Civilización de El Cairo


La momia de Lyneferti y la de su esposo Sennedjem, descubiertas en 1886 por el arqueólogo catalán Eduard Toda, se convirtieron hoy en las primeras en llegar al Museo de la Civilización Egipcia, donde ya han sido extraídas de sus sarcófagos para ser sometidas a un estudio en profundidad.

Con sumo cuidado y comenzando de inmediato el proceso de restauración de las momias, los técnicos del Museo de la Civilización Egipcia recibieron, mostraron y sometieron a la momia de Lyneferti a un proceso de fumigación.

La tumba de las momias de Sennedjem y Lyneferti fue descubierta en en Deir el-Medina (Luxor) por el egiptólogo Eduard Toda, acompañado de los arqueólogos Maspéro y Bouriant. Se encontraban en un sepulcro familiar que contaba con más de 20 miembros de la familia de Sennedjem (alrededor de 1.279 a.C.), que fue uno de los más prestigiosos artesanos en el fin del reinado del faraón Sethi I y en los comienzos del de Ramsés II.

“Vamos a trasladar las momias del museo egipcio de Tahrir, 22 momias, 17 de ellas momias reales”, ha indicado a los periodistas el ministro de Antigüedades de Egipto, Khaled El-Enany, en el Museo de la Civilización Egipcia.

Las autoridades egipcias también informaron hoy de que en el Gran Museo Egipcio (GEM) ha finalizado la primera etapa de restauración del sarcófago exterior del niño faraón Tutankamón, que comenzó el pasado 17 de julio con un proceso de fumigación. Es la primera restauración que recibe el sarcófago desde que Howars Carter descubrió la tumba del faraón Tutankamón en 1922.

Los técnicos del GEM, armados con pinceles y espátulas, continúan con extremo cuidado la recuperación del féretro, que se espera que esté terminada para el momento en el que abra el GEM, previsto para 2020. El Gran Museo Egipcio ha recibido cuatro estatuas colosales del Museo Egipcio de Tahrir que serán expuestas en la gran escalera del museo.

7 de octubre de 2019

Egiptología 2.0 nº17 (octubre 2019)


Bienvenidos al Nº 17 de la Revista Egiptología 2.0, correspondiente al mes de octubre de 2019. Abrimos este nuevo número con un interesante artículo de Ildefonso Robledo Casanova: Las ‘‘Enseñanzas” de los sabios: Literatura y sabiduría en el Egipto de los faraones.

Los Textos de Sabiduría constituyen uno de los géneros más singulares de la literatura del antiguo Egipto. Los autores de estos libros fueron reconocidos por los egipcios, cuando su tiempo de vida pasó, como hombres “sabios”. Eran hombres merecedores de ser recordados y venerados por los textos que nos habían legado.

En esos libros, aquellos escritores exaltaban una serie de cualidades como la reflexión, la mesura, la prudencia y el saber escuchar que eran especialmente valoradas por los egipcios cuando se enfrentaban a las vicisitudes de la vida cotidiana.

Con los Textos de Sabiduría se pretendía instruir a otra persona en unos valores culturales, sociales o políticos que los egipcios consideraban como propios, como unos modelos a seguir. Todo parece sugerir que en sus primeros momentos estas enseñanzas se transmitían de un modo oral. Los primeros textos escritos se documentan en el Reino Medio, sobre todo en la dinastía XII. No tenemos constancia de textos escritos en los tiempos anteriores del Reino Antiguo.

En la sección de entrevistas, hablaremos con María Engracia Muñoz-Santos: Arqueóloga, historiadora y divulgadora de historia antigua. Ha cursado el Máster en Mediterráneo Antiguo y está realizando su doctorado en Arqueología Clásica en la Universidad de Valencia. Ha participado en diversas excavaciones arqueológicas y actualmente imparte clases en el Centro de Estudios del Próximo Oriente y la Antigüedad Tardía de la Universidad de Murcia y en el Centro de Estudios Artísticos Elba. A nivel de divulgación ha creado el blog Arqueología en mi jardín , es colaboradora habitual en publicaciones como: Historia National Geographic y Revista de Historia , y forma parte del proyecto Arqueólogas e historiadoras . Mujeres que también hacen ciencia e hicieron historia.

Gerardo P. Taber nos hablará del antiguo grupo escultórico de Ramsés III coronado por Horus y Seth, conservado en el Museo Egipcio de El Cairo, Julio López nos desvelará todo sobre el surgimiento de la civilización en Egipto, Alberto Fernández Boo nos comentará todo sobre los templos, como metáfora de la creación del Universo, conoceremos el status de la mujer en el antiguo Egipto, de la mano de Marta Pérez, Cláudia Barros nos desvelará todo sobre la infancia y el valor del niño, Heródoto de Halicarnaso nos describirá a Imhotep, el arquitecto convertido en dios, con María Isabel Cubas conoceremos el mito del Egipto negro y el afrocentrismo, visitaremos la exposición temporal: ‘‘ Egipto 1909. El viaje de los Amatller a la tierra de los faraones’’ y finalizaremos conociendo La capilla de Osiris Heqa-Djet en Karnak, con Bartomeu Egea Resino.

Todo ello junto con nuestros contenidos habituales y la tercera parte del artículo de Alfonso Daniel Fernández: ‘‘El lenguaje astronómico como subtexto del discurso mitológico en el antiguo Egipto’’.

Sumario


6. Entrevistas - María Engracia Muñoz-Santos: ‘‘Tuve claro que quería ser Historiadora con especialidad en Egipto’’.

11. Testimonios del pasado - Piedra de Shabako.

17. Textos religiosos - Las “Enseñanzas” de los sabios: Literatura y sabiduría en el Egipto de los faraones.

30. Arte - Ramsés III coronado por Horus y Seth. Nuevas miradas a un antiguo grupo escultórico.

41. Historia - Apuntes arqueológicos e iconográficos sobre el surgimiento de la civilización en Egipto.

48. Arquitectura - El templo, una metáfora de la creación del Universo.

53. Mujer en el antiguo Egipto - El status de la mujer en el antiguo Egipto.

60. Sociedad - Epopeyas de la infancia: el valor del niño. 67. Mitología - Imhotep, el arquitecto convertido en dios.

73. Estado - El mito del Egipto negro y el afrocentrismo.

82. Exposiciones - Egipto 1909. El viaje de los Amatller a la tierra de los faraones.

86. Hoy viajamos a... - La capilla de Osiris Heqa-Djet en Karnak.

92. Especiales - El lenguaje astronómico como subtexto del discurso mitológico en el antiguo Egipto (Tercera Parte).

133. Novedades editoriales - Los ataúdes egipcios de Pairusejer y de Ruru / Egipto, sueño de dioses.

135. Noticias - Noticias destacadas del trimestre.

Descargar - Egiptología 2.0 nº17 (octubre 2019).

15 de septiembre de 2019

Dos arqueólogos de la Costa del Sol, elegidos para trabajar en Egipto


A la convocatoria del pasado año mandaron la solicitud fuera de plazo, pero, para la de este, «nos pusimos una alarma», enviaron la petición en tiempo y forma y, entre más de 4.000 aspirantes de España y el resto del mundo, han resultado seleccionados para integrar un grupo de unos 40 especialistas con el que el Instituto de Estudios del Antiguo Egipto realizará la X campaña de un proyecto con el que profundizar en el conocimiento de una de las civilizaciones más importantes de la Historia.

Elisabet Sepúlveda y Salvador Naranjo, dos arqueólogos que desarrollan su labor en la Costa del Sol, viajarán a Lúxor -la antigua ciudad de Tebas- para incorporarse en noviembre al Proyecto Visir Amen-Hotep, Huy, cortesano del rey Amen Hotep III y visir del Bajo Egipto. «El Instituto de Estudios suele presentar la convocatoria a principios de año. Este año me puse la alarma para no llegar fuera de plazo y que no se nos pasara la oportunidad», explica la arqueóloga.

La tumba tiene una superficie de unos 900 metros cuadrados, lo que la convierte en una de las mayores de la necrópolis de Tebas, y data de la época de Imperio Nuevo, uno de los periodos más importantes de la Historia de Egipto. La tumba, además, se encuentra en la zona del templo funerario de Hatshepsut, donde se han hallado más de 900 objetos, entre los que destacan dos sarcófagos.

Elisabet y Salvador estarán un mes en la ciudad egipcia, aunque su objetivo es prolongar su estancia y repetir la experiencia en futuras convocatorias. «El primer mes es de prueba. Hay personas que no logran adaptarse, debido a circunstancias como el clima o el propio trabajo», explica la arqueóloga.

Las actuaciones previstas para noviembre serán las primeras que los dos profesionales de la Costa del Sol realizarán en el país africano. «Hasta ahora, sólo hemos ido a Egipto de vacaciones y para conocer el país», explica Elisabet.

Los dos arqueólogos han realizado trabajos en diferentes municipios de la Costa del Sol, como Marbella, Istán o Estepona, a las que se suman diferentes proyectos que Salvador ha realizado en el municipio aragonés de Calatayud y otros que ambos han desarrollado en Ceuta.

El Instituto de Estudios del Antiguo Egipto realiza cursos y seminarios en La Térmica, en Málaga, a algunos de los cuales han asistido los dos arqueólogos.

Egiptólogas: las mujeres avanzan en el estudio de papiros, tumbas y faraones


A los 9 años, Andrea Zingarelli vio, por primera vez, la película Indiana Jones y los cazadores del arca perdida y quedó fascinada. Con el tiempo, ese mundo que mostraba el arqueólogo que interpretaba Harrison Ford en la pantalla de cine se convertiría no sólo en su objeto de estudio, sino sobre todo en su pasión. Hoy Zingarelli es doctora en Historia y especialista en el Antiguo Egipto y ya lleva diez viajes a ese país de mitos, tumbas y dioses.

Como ella, las historias de egiptólogas -como se les llama a las especialistas en este campo- se multiplican en toda la Argentina. Aunque el argentino más conocido en la disciplina era un hombre, Abraham Rossenvaser (1896-1983), una nueva generación de mujeres empieza a pisar fuerte en el área de estudio. A pesar de que no hay cifras en el Conicet al respecto, cada vez más equipos cuentan con mayoría femenina. Como el grupo de investigadoras que próximamente viajará con Zingarelli a Egipto a estudiar una tumba.

Rosenvasser fue el iniciador de la egiptología en el país y quien logró que parte de los tesoros del sitio arqueológico de Aksha (actual Sudán) se encuentren ahora en el Museo Nacional de La Plata. Gracias a su trabajo, la Argentina fue el primer país sudamericano en enviar una misión arqueológica al Antiguo Egipto entre 1961 y 1963.

Después del especialista, los nombres de mujeres en el campo de estudio no dejaron de sonar, como Perla Fuscaldo, que dirigió la Misión Arqueológica Argentina a Sinaí en la década del noventa; la siguió hasta la actualidad Silvia Lupo; Alicia Daneri fue vicedirectora durante diez años del programa de Estudios de Egiptología de Conicet y Violeta Pereyra es la directora de la misión a Luxor en la tumba de Neferhotep desde 1999 hasta el presente.

El primer viaje que hizo Zingarelli fue en 1995, de la mano de Fuscaldo. En 1999, estediario publicaba el hallazgo de dos edificaciones del siglo VII a.C por parte de 17 especialistas argentinos. Quien dirigía esa misión era Fuscaldo. La vicedirectora también era una mujer, Violeta Pereyra. "El primer día a 10 centímetros de la superficie encontramos una estatuilla del dios Bes", decía rn aquellos años Pereyra.

Viajaban con el Programa de Estudios de Egiptología, que dependía de Conicet. Zingarelli se formó con esas referentes. "En el mundo hay muchísimos egiptólogos, pero en la Argentina son más mujeres que varones", cuenta.

Las tumbas del sacerdote y el escriba, las nuevas joyas faraónicas de Luxor


Hace 3.500 años dos nobles faraónicos se construyeron su descanso eterno en una de las colinas sagradas de Tebas, la actual Luxor, a un tiro de piedra de las tumbas de los monarcas a los que sirvieron. Su morada había permanecido lejos del escrutinio público. Una prolongada restauración permite ahora escudriñar sus entrañas de coloridos frescos.

Las autoridades egipcias, con la fanfarria habitual, acaban de presentar dos enterramientos que van completando el mapa de sepulturas que anidan en el árido montículo de Dra Abu el Naga, en la orilla occidental de la actual Luxor, a unos 600 kilómetros al sur de El Cairo.

La primera de las tumbas pertenece a Raya, el cuarto sacerdote de Amón -el dios de la creación- y en su interior horadado en la tierra también fue enterrada su esposa Mutemwia. El segundo, en cambio, albergó el descanso de Niay, el conocido como "escriba de la tabla" de ofrendas.

"Ambas tumbas, la primera de la dinastía XIX y la segunda de la XX, tienen cerca de 3.500 años y se hallan en muy buenas condiciones de conservación tras estos años de trabajo, restauración, arreglo de los colores y retirada del hollín", reconoce Mustafa el Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades.

Sobre las paredes de las oquedades, que serán abiertas al público próximamente, se suceden bellas representaciones del Libro de las Puertas -un texto sagrado que relata el viaje que debe recorrer el espíritu del difunto en el otro mundo- y escenas funerarias y de la vida diaria. A pesar de las huellas evidentes del tiempo y los usos posteriores, los frescos aún conservan las tonalidades originales.

Sin fondos ni estrategia cierta para preservar el vasto patrimonio faraónico desperdigado por el país, el régimen egipcio ha fiado el examen médico y la cura de ambas tumbas al Centro de Investigación Estadounidense de Egipto. La agencia estadounidense para el desarrollo internacional ha sufragado la misión con 2,14 millones de dólares (1,9 millones de euros). Una inversión que ha permitido, además, dotar a las tumbas de suelos de madera y habilitar una pasarela para el acceso de los turistas.

La colina de Dra Abu el Naga se ha convertido en un auténtico filón para las misiones arqueológicas, locales y extranjeras, que excavan la zona. El pasado abril se descubrió una tumba de grandes dimensiones que pertenecía a Shedsu-Djehuty, un maestro de la corte encargado de velar por los conos funerarios del faraón. La sepultura, de 450 metros cuadrados, tenía hasta 18 puertas.

27 de agosto de 2019

Tecnología permitió descubrir que famoso faraón egipcio murió asesinado por su esposa


El misterio que rodeaba la muerte de un antiguo faraón egipcio, Usermaatre Ramses III, se resolvió gracias a una tomografía computarizada que demostraba que le habían abierto la garganta. ¿La asesina?: su propia esposa.

O al menos así lo afirmaron los expertos en el programa de Channel 5 “Los grandes tesoros de Egipto”.

Se cree que Ramsés III reinó como el segundo faraón de la XX Dinastía del antiguo Egipto desde alrededor de 1186 hasta 1155 a. C.

Su muerte a menudo se debatía entre los expertos porque las Escrituras decían que una de sus esposas y funcionarios de alto rango habían tratado de asesinarlo en un complot conocido como la Conspiración del harén.

La esposa de Ramses, Queen Tiye, y su hijo Pentaweret, estuvieron muy implicados en el complot porque se dice que Tiye quería poner a su hijo en el trono.

Sin embargo, no había ninguna herida obvia en la momia de Ramsés III, por lo que los arqueólogos nunca pudieron confirmar si el complot de asesinato había sido frustrado o no. Hasta ahora.

El misterio fue finalmente resuelto cuando los expertos notaron que el cuello de la momia estaba muy vendado. Una tomografía computarizada reveló que Ramsés III tenía una herida profunda en la garganta.

La herida era tan profunda que cortaba directamente las vértebras del cuello.

La doctora y egiptóloga Bettany Hughes explicó que “Ramses era un hombre con muchos enemigos. Tuvo que luchar contra los ejércitos invasores de Medio Oriente para defender Egipto. Pero el verdadero problema vino del interior del reino, su esposa, la reina Tiye, quería a su hijo en el trono, por lo que tramó un plan para asesinar a su esposo”.

Ella continuó explicando que algunas escrituras afirman que la trama fue frustrada, los culpables fueron condenados a muerte y Ramsés III desapareció de los libros de historia.

Una desaparición como esta a menudo está vinculada a una muerte por causas naturales, por lo que cuando los expertos descubrieron que el complot del asesinato había sido un éxito, se sorprendieron mucho.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line