Novedades editoriales

22 de febrero de 2018

Teresa Bedman: ''Aún sin saberlo, llevamos la cultura egipcia impresa en nuestro ADN''


Si hay una cultura merecedora del calificativo de reina, por el interés que despierta en la población a nivel mundial, esa es la egipcia. Son muchos los que viajan al país africano con el fin de ver de cerca algunos de sus numerosos templos y sumergirse en una historia que levanta pasiones. Difundirla es uno de los objetivos del Instituto de Estudios del Antiguo Egipto, que también tiene entre sus cometidos sacar a la luz tesoros que aún esconde el territorio de las pirámides. La entidad desembarcará próximamente en Barbanza, concretamente en Boiro y A Pobra, con sendos talleres dirigidos a los niños. Al frente de dicho organismo se encuentra Teresa Bedman.

Nuevos descubrimientos de la Universidad de Jaén en Egipto


La décima campaña de excavaciones de la Universidad de Jaén en la necrópolis egipcia de Qubbet el-Hawa continúa obteniendo grandes resultados. Recientemente, han hallado un atáud de terracota, el primero de sus características, en el interior de una cámara intacta. De éste y otros descubrimientos hemos hablado en 'Hoy por Hoy Jaén' con Alejandro Jiménez, director de los trabajos.

Respecto al hallazgo de la tumba de terracota, Jiménez indica que tiene unos 4.000 años y "era de una mujer mayor que no estaba vendada, tenía una especie de sudario que todavía conservaba". También han entrado en la cámara funeraria del hermano de un gobernador, descubierta el año pasado, y en el que "todo el contenido estaba en razonables buenas condiciones". Además, destaca "un amuleto de nácar de unos 15 centímetros que llevaba la momia con el nombre del rey", explicó el director.

Recientemente se realizó un TAC a seis momias del siglo IV AC con el objetivo de encontrar que enfermades sufrieron hace unos 2.600 años. Esta prueba médica se realizó en el Hospital Universitario de Asuán, la ciudad más cercana a le necrópolis en la que se realizan los trabajos. Cabe destacar que el año pasado realizaron una prueba similar que permitió encontrar el cáncer de mama más antiguo del mundo en otro de los cuerpos encontrados.

Para Jiménez, estar en Egipto "es estar en la vanguardia internacional de la investigación arqueológica". Además, participan investigadores químicos e ingenieros de la Universidad de Jaén también están implicados en este proyecto en el que también colabora la Universidad de Granada.

40 investigadores de varias universidades europeas e investigadores egipcios participan en la campaña de este año que terminará el próximo 17 de marzo y en la que se está trabajando sobre cinco tumbas. En la última década, Qubbet el-Hawa se ha convertido en un éxito científico gracias a sus descubrimientos.

20 de febrero de 2018

Descubierto el secreto del perfecto alineamiento de la gran pirámide de Keops


La gran pirámide de Guiza, un monumento funerario construido en la memoria del faraón Keops (o Khufu), fue construido hace 4.500 años. Todavía hoy sorprende a los científicos por el hallazgo de nuevas cámaras y por la perfección de la técnica que la erigió. Ahora, un equipo de arqueólogos asegura haber dado con la respuesta a un misterio que ha rondado la cabeza de los investigadores durante décadas: la del perfecto alineamiento del edificio con los puntos cardinales.

La pirámide, una mole de 138 metros de altura, 230 de base y 2,3 millones de bloques de piedra caliza y granito, es las más antigua de las siete maravillas del mundo. Su tamaño y sus dimensiones muestran que fue construida con una exquisita perfección (aunque también es cierto que está ligeramente inclinada). En un estudio publicado recientemente en Journal of Ancient Egyptian Architecture, investigadores han concluido que el perfecto alineamiento de la pirámide con los puntos cardenales se logró porque los constructores se valieron del equinoccio de otoño, el día en que la duración de los días y las noches es casi la misma.

«Los constructores de la gran pirámide de Khufu alinearon el gran monumento con los puntos cardinales con una precisión superior a cuatro minutos de arco o, lo que es lo mismo, la quinceava parte de un grado», escribió Glen Dash, coautor del estudio, fundador de una organización que lleva su nombre para el estudio arqueológico de las pirámides, tal como ha recogido Live Science.

Y no es la única. Tal como ha dicho Dash, tanto la pirámide de Khafre como la pirámide roja también están alineadas con gran precisión. «Las tres exhiben el mismo grado de error; están rotadadas ligeramente en contra de las agujas de reloj en relación con los puntos cardinales».

Durante un siglo los egiptólogos han tratado de averiguar cómo fue posible que los constructores alcanzasen tal grado de precisión. En el actual artículo, Dash ha propuesto un método que, según él, pudo ser usado por los egipcios. La prueba es que al emplearlo, se obtiene el mismo error presente en las pirámides.

Tal como ha informado Live Sience, Glen Dash puso a prueba el método en Connecticut, Estados Unidos. El 22 de septiembre de 2016, el día del equinoccio de otoño, clavó una estaca en el suelo sobre una plataforma de madera, y marcó las posiciones de la sombra de la madera a lo largo del día.

15 de febrero de 2018

La misión que dirige la UJA en Asuán realiza TAC a seis momias para recabar datos sobre el antiguo Egipto


Para ello, al igual que el pasado año, las pruebas se llevan a cabo manteniendo su envoltura original de vendas de lino colocadas durante el proceso de momificación, según ha explicado este jueves en una nota la institución académica. De este modo, la misión extranjera que dirige el profesor de Egiptología de la UJA Alejandro Jiménez ha podido aplicar por segundo año la tecnología TAC a las momias halladas durante sus excavaciones, gracias al convenio firmado en 2016 entre las universidades de Asuán y Jaén.

El año pasado, estos análisis permitieron descubrir los casos más antiguos conocidos de cáncer de mama en una mujer y un mieloma múltiple en un hombre. Las pruebas, realizadas de nuevo en el Hospital Universitario de Asuán, han contado con la presencia del director del proyecto, que estuvo acompañado por el rector de la Universidad de Asuán y el director del hospital universitario, Dr. Abdala, así como por miembros del equipo de antropología de la Universidad de Granada, que forma parte del proyecto Qubbet el-Hawa.

La técnica de la tomografía computerizada, realizada con la última tecnología en escáneres (100 cortes), permitirá a los investigadores poder estudiar sin dañar las momias diferentes aspectos como la edad, las posibles patologías que sufrieran en vida, los amuletos u objetos de adorno que pudieran portar, las técnicas de momificación y cualquier aspecto ritual que contengan. "A partir de los análisis, esperamos seguir aportando datos sobre la vida y la muerte en el Egipto faraónico de hace más de 2.500 años", ha manifestado el profesor Alejandro Jiménez.

La misión arqueológica que dirige la Universidad de Jaén en la necrópolis Qubbet el-Hawa, frente a la ciudad egipcia de Asuán, cumple su décima campaña de excavaciones y se prolongará hasta el mes de marzo. Durante esta década, el proyecto se ha convertido en uno de los que mayor éxito científico han tenido, tanto por el hecho de haber encontrado hasta seis tumbas intactas, como de haber descubierto el cáncer de mama más antiguo del mundo. Este año participan 35 investigadores de diferentes universidades españolas y europeas de múltiples especialidades y otros cincomás egipcios.

12 de febrero de 2018

El ''cazatesoros'' de Egipto


En una escena de la película 'La Momia', de 1999, uno de los 'cazatesoros' americanos, arrinconado, «hombre, mi querido amigo Benny», es amenazado de muerte. «Piensa en mis hijos», implora este. «Tú no tienes ningún hijo, Benny», le replica el atacante. «Nunca se sabe», remata Benny. Así ha llegado hogaño el antiguo Egipto a muchos, como refleja este film, con aventureros intrépidos (y chistosos) a la caza de tesoros increíbles en pirámides majestuosas y que se topaban con momias sobrenaturales en el camino y aventuras extraordinarias. Hollywood (desde las grandes superproducciones con 'Los diez mandamientos' o 'Cleopatra' a la última 'La momia' de Tom Cruise) ha hecho mucho por vender el antiguo Egipto, la duda es si mucho bien.

Precisamente, Los diez mandamientos de Cecil B. DeMille, con Charlton Heston y Yul Brynner, tienen mucho que ver con que Alejandro Jiménez (Jaén, 1974) esté estos días de nuevo a más de 3.500 kilómetros del Santo Reino. «Mi pasión comenzó tras ver la película y preguntarme cuándo había vivido Ramesses II. En mi casa había algún libro muy general sobre Egipto y me lo aprendí (las letras estaban muy presentes, su padre era Profesor de Filología Griega en la Universidad de Jaén y su madre maestra en un colegio público). Desde entonces no he dejado de comprar libros sobre Egipto antiguo. Claro está, ahora son más específicos», apunta.

Uno se lo quiere imaginar a él y los investigadores de la UJA en la décima campaña en la necrópolis de Qubbet el-Hawa, en Asuan, así, como una suerte de intrépidos 'Indianas Jones', aunque su trabajo lógicamente requiere mucho menos de látigo o de correr delante de una bola gigante. Es más concienzudo y de estudio, lo que no le resta un ápice de emoción. Hablamos de entrar en el Egipto de los faraones, en otro mundo, en lugares donde ningún hombre ha estado en milenios.

«Nadie quería perdérselo: se iba a presenciar la apertura de una cámara intacta que no ha visto la luz desde hace casi 4.000 años», recogía el doctor en Historia Antigua y jefe de la excavación en su blog de la expedición, relatando el momento de acceder, hace más de un lustro, a la tumba de Qubbet el-Hawa. Hacía un siglo que no se encontraba en Egipto una tumba intacta como esa.

Lleva diez años al frente de este proyecto que dirige la UJA y que se ha convertido en uno de los que mayor éxito científico han tenido, por haber encontrado seis tumbas intactas o por haber descubierto el cáncer de mama más antiguo del mundo. Actualmente es la excavación pública y con fondos públicos más importante de España en Egipto. El lema del proyecto, que «usamos constantemente», es: 'Problema, solución'.

9 de febrero de 2018

Entrevista a Myriam Seco Álvarez


Formato de entrevista y debate en profundidad con un personaje de actualidad. Presenta: Leonardo Sardiña. Hoy: Myriam Seco Álvarez, arqueóloga.

4 de febrero de 2018

Hallada la tumba de Hetpet, una alta funcionaria, en las inmediaciones de las pirámides de Giza


Se llamó Hetpet y fue una alta funcionaria que recorrió los pasillos de la corte faraónica a finales de la dinastía V (2498-2345 a.C.). Una misión de arqueológos egipcios ha desvelado este sábado su tumba con bellas y coloridas pinturas murales a un tiro de piedra de las majestuosas pirámides de Giza, entre las últimas maravillas del mundo antiguo en pie.

"La tumba no había sido descubierta hasta que el pasado octubre una misión egipcia comenzó la excavación en el cementerio occidental de Giza", ha declarado el ministro de Antigüedades egipcio Jaled el Anani en una rueda de prensa celebrada este sábado a unos metros del nuevo enterramiento hallado en la necrópolis faraónica de Giza.

Hasta la fecha, la única pesquisa que señalaba la presencia de la sepultura fuera la localizada en 1909 por un explorador británico a partir de unos bloques de su entrada, enviados a Berlín y Frankfurt. El cementerio había sido excavado por sucesivas misiones arqueológicas desde 1843, entre ellas, una dirigida por el mediático arqueólogo egipcio Zahi Hawas.

Según Mustafa al Waziri, secretario general del Consejo Supremo de Antigüedades y responsable de la expedición, la tumba albergó el descanso eterno de Hetpet, una alta funcionaria del palacio real de cuya biografía apenas quedan certezas.

Tan solo las que proyecta el mapa del lugar en el que arrancó su vida de ultratumba, con elementos arquitectónicos característicos de la dinastía en la que desarrolló su existencia. El lugar presenta un corredor que conduce hasta un santuario en forma de L con una especie de lavabo para la purificación. En el extremo oeste se ubica una arcada rectangular con incienso y ofrendas. El equipo ha rescatado la miniatura de un barco que ha extraviado la estatua de la propietaria de la tumba.

Uno de los tesoros de la sepultura se preservan aún en sus muros, decorados con pinturas en "muy buen estado de conservación" que dibujan a Hetpet en diferentes escenas de caza y pesca o sentada ante una amplia mesa de ofrendas recibiendo las dádivas de sus hijos.

"Aparecen estampas de la cosecha de frutas, la fundición de metales o la fabricación de cuero y papiros así como actuaciones musicales y baile", ha detallado El Waziri. Una de las escenas más singular de la tumba muestra a dos monos -consideradas mascotas en aquel período- en diversas posiciones. En la primera de las estampas, el simio recolecta fruta mientras que en la segunda danza en frente de una orquesta. Un repertorio similar al desenterrado en otras tumbas del antiguo Egipto que datan de diferentes periodos históricos.

3 de febrero de 2018

Encuentran el ataúd del rey Ptolomeo IV


Un grupo de arqueólogos ha descubierto cuatro ataúdes, de los cuales uno tiene tallada una inscripción con el nombre del rey Ptolomeo IV, que gobernó en Egipto de 221 a 203 a. C. El hallazgo se ha producido en la zona de Abu Sir, al sur de las Pirámides de Guiza, en el suroeste de El Cairo.

En un comunicado del Ministerio egipcio de Antigüedades, explicó que fueron hallados tres pozos de entierro tallados en las rocas, dentro de los cuales se encontraron ataúdes de madera, vasijas y envolturas para preservar las entrañas, lo más probable, de animales.

Por su parte, el director del sector de Antigüedades, Ayman Ashmaui, indicó en el texto que el primer pozo lleva a una pequeña cámara funeraria, donde hallaron dos ataúdes rectangulares pequeños, en malas condiciones, y dentro descubrieron dos momias pequeñas «probablemente de dos aves». Asimismo, los arqueólogos egipcios encontraron rollos de forma esférica donde se hallan las entrañas de las momias y 22 vasijas simbólicas de fayenza, material cerámico de acabado exterior vítreo.

Según estudios preliminares, en el primer ataúd está tallado el nombre del rey Ptolomeo IV en un cartucho, mientras que el segundo cuenta con escritos jeroglíficos con tinta negra, aunque no son legibles, indicó el texto.

Dentro del segundo y tercer pozo hay partes de otros dos sarcófagos donde hallaron dos momias de aves, encima de las cuales hay una lámina de resina negra en buenas condiciones de conservación.

El responsable concluyó que todos los descubrimientos arqueológicos fueron depositados en el almacén del museo de la zona para su restauración y mantenimiento.

Luz verde para encontrar cámaras secretas en la tumba de Tutankamón


Después de casi un año de espera, Egipto ha dicho que sí. Las autoridades arqueológicas del país van a permitir finalmente que un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de Turín pueda realizar mediciones con georadar para buscar cámaras secretas en la tumba de Tutankamón.

El sepulcro, situado en el Valle de los Reyes y descubierto en 1922 por el egiptólogo británico Howard Carter, estaba sepultada bajo las casas de los trabajadores de época ramésida. Y fue precisamente este detalle lo que evitó que fuera saqueada en los siglos posteriores a la muerte del joven decimoprimer faraón de la Dinastía XVIII, cuya momia tiene más de 3.300 años.

Los expertos italianos empezaron a realizar las mediciones este miércoles 31 de enero y podrán trabajar hasta el próximo martes 6 de febrero. El objetivo es verificar la presencia de espacios vacíos y corredores escondido detrás de las paredes de la cámara funeraria, según explican en un comunicado.

Se basan en la teoría propuesta por el egiptólogo inglés Nicholas Reeves, quien creen que la tumba KV62 (que es el nombre técnico que recibe el espacio donde yacía Tutankamón) podría ser parte de un mausoleo más grande que podría pertenecer a la reina Nefertiti, segunda Gran Esposa Real de Akenatón.

El origen del joven faraón -que falleció cuando tenía alrededor de 18 años- sigue siendo un misterio. Cuando acabó la revolución religiosa liderada por Akenatón, el faraón hereje que convirtió a Atón en el único dios oficial de Egipto, los nuevos dirigentes no tenían muchas ganas de recordar ese periodo.

La hipótesis principal, avalada por unos estudios de ADN que se hicieron en 2010, es que Tutankamón era hijo de Akenatón y Kiya, la única mujer del harén real (junto con Nefertiti y sus hijas) que es mencionada en los textos. Otras teorías apuntan a que era vástago del enigmático Semenejkara, el sucesor de Akenatón. Y también se apunta que su padre podría ser Amenhotep III y su madre la famosa reina Tiya.

La fama de gran general del faraón Ramsés II era falsa


Ramsés II ha pasado a la historia como un feroz combatiente, que libró una gran batalla contra sus «vecinos» en Libia, Nubia y el Cercano Oriente. Sin embargo, los últimos hallazgos arqueológicos dicen lo contrario. Una excavación egipcia a 300 kilómetros al este de la frontera con Libia ha ayudado a destruir la temible reputación de Ramsés el Grande.

El arqueólogo de la Universidad de Manchester Nicky Nielsen dice que los egipcios que vivieron en una fortaleza de la Edad de Bronce tardía en Zawiyet Umm el-Rakham estaban en paz con sus vecinos libios. Los hallazgos de Nielsen, publicados en la revista «Antiquity», contradicen esa opinión generalizada de que Ramsés II batallaba con sus «vecinos».

De hecho, los egipcios estaban en aquellas tierras como residentes. La evidencia de ello son las navajas, piedras de mano, molinos y huesos de vaca de 3.300 años de antigüedad que se han encontrado allí. Esto nos muestra a unos egipcios que estaban allí como agricultores y pastores, y que se adentraban a una distancia de hasta 8 kilómetros de la protección del fuerte, ubicado en lo profundo del entonces territorio libio.

En palabras de Nielsen, el hallazgo se suma al conjunto de pruebas de que Ramsés tenía un pedigrí limitado como soldado. En este sentido, el investigador subrayó que los monumentos famosos de Ramsés que anuncian su destreza como guerrero no eran más que propaganda antigua.«Esta evidencia demuestra el grado en que los ocupantes egipcios de Zawiyet Umm el-Rakham confiaron en los libios locales no solo para el comercio, sino también para su conocimiento del entorno local y los métodos de cultivo efectivos», afirmó. Luego, se mostró tajante respecto a la cuestión de su valentía. «Este es otro fuerte indicio de que la creencia generalizada de que Ramsés fue uno de los más grandes generales de la historia es completamente errónea».

En este sentido, el investigador se apoya en estas últimas evidencias arqueológicas para subrayar su posición. «¿Cómo diablos pudo Ramsés haber estado ferozmente en guerra con los nómadas libios, cuando sus soldados vivían en paz con ellos en lo profundo de su territorio? Simplemente no cuadra».

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Egitto. La straordinaria scoperta del Faraone Amenofi II (Museo delle Culture, Milano). Del 13 de septiembre de 2017 al 7 de enero de 2018.