Novedades editoriales

12 de abril de 2021

Egiptología 2.0 nº23 (abril 2021)


Bienvenidos al Nº 23 de la Revista Egiptología 2.0, correspondiente al mes de abril de 2021. Continuamos nuestra labor de acercamiento al publico en general de la historia, el arte y la cultura de la antigua civilización egipcia. En este número contamos con nuevas colaboraciones y secciones para acercaros al mundo de la egiptología de una forma amena y sencilla. Una publicación repleta de contenidos apasionantes que esperamos disfrutéis.

Abrimos este nuevo número con un artículo de Heródoto de Halicarnaso: ‘‘Ptolomeo XII, el faraón títere de la República Romana.’’

Hijo bastardo de Ptolemeo IX Soter II, Ptolomeo XII fue un hombre débil, amigo del vino y de la música, por lo que recibió el nombre de Auletes.

Su posición en el trono fue muy inestable, ya que en el año 65 a.C., los triunviros Marco Licinio Craso, Cneo Pompeyo Magno y Cayo Julio César pretendían la anexión de Egipto, en virtud del testamento de Ptolomeo XI que, presionado por Lucio Cornelio Sila, concedía Egipto a Roma, en caso de que muriera sin sucesor, como así sucedió. Ptolomeo pagó a los triunviros 6.000 talentos, y a cambio César consiguió del Senado una ley que le convertía en amigo y aliado del pueblo romano. En cambio, Roma decretó la anexión de Chipre, trabajo que encomendó a Catón. El rey de Chipre, hermano de Ptolomeo XII, desesperado por la situación y por no contar con el apoyo de éste, se suicidó.

Antes de su muerte en el año 51 a. C, su testamento fue depositado en Roma y Pompeyo fue nombrado albacea testamentario. En el testamento dispuso que le sucederían en el trono sus hijos Ptolomeo XIII y Cleopatra VII que habrían de contraer matrimonio, como efectivamente ocurrió tras su muerte.

En la sección de entrevistas hablaremos con Myriam Seco Álvarez. Licenciada en Historia por la Universidad de Sevilla, ha participado en excavaciones como el yacimiento de Sharuna, en la necrópolis del 2º 3er Período Intermedio, en Heracleópolis Magna, en la pirámide romboidal así como en el templo funerario de Seneferu, entre otras...

Con María Isabel Cubas conoceremos todos los rincones de las denominadas Casas de la vida, Julio López Saco nos desvelará los orígines del dios Horus, Sabina Espejel nos hablará de los Egipcios en Asiria, conoceremos los comienzos de la navegación con Luis Miguel Carranza y Juan Antonio Hernández, hablaremos de los orígenes neolíticos de algunos conceptos doctrinales en el antiguo Egipto con Yasser AbdelTawab, Cláudia barros nos hablará de la Damanatio memoriae y terminaremos recorriendo los restos arqueológicos del El templo romano a Isis en Shenhur con Bartomeu Egea Resino.

Todo ello junto con nuestros contenidos habituales y dos artículos especiales: ‘‘The Pharaohs Golden Parade’’, el mayor acontecimento historico de los últimos tiempos por las calles de El Cairo y un artículo de Alfonso Daniel Fernández Pousada: ’’Arqueoastronomía semiótica: La imagen del cielo en la tumba de Senenmut.’’

Sumario


7. Entrevistas - Myriam Seco Álvarez: ‘‘Yo había soñado durante años con la cultura del antiguo Egipto desde una biblioteca de Egiptología’’.

12. Testimonios del pasado - Colosos de Memnón.

18. Faraones - Ptolomeo XII, el faraón títere de la República Romana.

23. Vida cotidiana - La Casa de la vida.

27. Mitología - Orígenes del dios Horus: un vínculo con el Sol.

34. Historia - Egipcios en Asiria: ¿atrapados en el extranjero?.

40. Arte - Vasos egipcios de alabastro en la Necrópolis de Laurita Almuñécar, Málaga).

47. Vida cotidiana - La navegación en el Antiguo Egipto. Los comienzos.

52. Prehistoria - Los orígenes neolíticos de algunos conceptos doctrinales en el antiguo Egipto.

61. Historia - Las aguas turbias de las memorias: el arte de olvidar con Damnatio memoriae en Kemet.

70. Hoy viajamos a... - El templo romano a Isis en Shenhur.

77. Especiales - The Pharaohs Golden Parade.

83. Especiales - Arqueoastronomía semiótica: La imagen del cielo en la tumba de Senenmut.

168. Novedades editoriales - Tumba monumental de Época Saíta de la Necrópolis Alta / Tiy. Madre de tres faraones.

170. Noticias - Noticias destacadas del trimestre.

Descargar - Egiptología 2.0 nº23 (abril 2021)

10 de abril de 2021

Descubierta la ciudad: "El Ascenso de Atón"


Una misión arqueológica egipcia dirigida por el mediático egiptologo Zahi Hawass ha realizado un sensacional descubrimiento: una antigua ciudad perdida en Luxor llamada el "Ascenso de Atón", que desapareció bajo las arenas del desierto hace tres mil años. La ciudad, que ha sido apodada por los arqueólogos como la "Ciudad Dorada Perdida", data del reinado de Amenhotep III (1390-1353 a.C.), aunque al parecer estuvo en activo también durante los reinados de Tutankamón (h. 1334-1324 a.C.) y de su sucesor Ay (1323-1320 a.C.).

"Muchas misiones extranjeras buscaron esta ciudad y nunca la encontraron. Comenzamos nuestro trabajo buscando el templo funerario de Tutankamón porque los templos de Horemheb y Ay se descubrieron en esta área", ha declarado un exultante Hawass. La expedición egipcia se sorprendió al ver que acababa de descubrir la ciudad más grande jamás encontrada en Egipto, fundada por uno de los faraones con uno de los reinados más largos de la historia del País del Nilo, Amenhotep III, padre de Akhenatón, el famoso faraón artífice de la revolución religiosa que implantó el culto a Atón, el disco solar.

Por lo que se desprende de los hallazgos, el "Ascenso de Atón", ubicada en la orilla occidental del Nilo (donde se alzan las necrópolis y los templos funerarios de los monarcas), fue el asentamiento administrativo e industrial más grande de Egipto. "Las calles de la ciudad están jalonadas de casas; algunos de sus muros tienen hasta tres metros de altura. Podemos revelar que la ciudad se extiende hacia el oeste, hasta la famosa Deir el-Medina (el poblado de los constructores de las tumbas del Valle de los Reyes)", explica Hawass.

Muchos investigadores han quedado absolutamente fascinados con este descubrimiento. Por ejemplo, Betsy Brian, profesora de Egiptología de la Universidad John Hopkins en Baltimore, Estados Unidos, ha declarado que "el descubrimiento de esta ciudad perdida es el segundo descubrimiento arqueológico más importante en Egipto desde el de la tumba de Tutankamón. El hallazgo de la "Ciudad Dorada Perdida" no solo nos aportará una excepcional visión sobre la vida de los antiguos egipcios en uno de los momentos de mayor apogeo de su historia, sino que arrojará nueva luz sobre uno de los mayores misterios de la historia: ¿Por qué Akhenatón, junto con su esposa Nefertiti, decide mudarse a Amarna?", se pregunta Brian.

5 de abril de 2021

The Pharaohs’ Golden Parade

 

''The Pharaohs' Golden Parade''. Vídeo del traslado de los soberanos y soberanas del antiguo Egipto por las calles del Cairo, hasta el nuevo Museo de la Civilización Egipcia, del pasado 3 de abril de 2021.

Egipto pasea a sus momias por El Cairo en un espectáculo solemne y propagandístico


A bordo de extravagantes vehículos y al compás de la música en directo interpretada por una gran orquesta, 22 momias de reyes y reinas del antiguo Egipto han desfilado por El Cairo la tarde de este sábado, tras caer el sol, en una inédita y solemne procesión faraónica.

El desfile real ha arrancado en las puertas del histórico museo egipcio de antigüedades, en pleno corazón cairota, presidido por una banda de tamboreros uniformados, y ha rodeado la icónica plaza Tahrir iluminada, que desde hace meses luce un obelisco y cuatro esfinges de Luxor, antes de enfilar hacia el Nilo. Siguiendo el curso del río, el convoy ha puesto rumbo hacia la que será la nueva residencia de las momias, el Museo Nacional de la Civilización Egipcia, situado en Fustat, la primera capital de Egipto bajo dominio musulmán, y hoy en el sur de El Cairo.

Para la gran marcha, bautizada el Desfile Dorado y que las autoridades egipcias llevaban anunciando durante meses a bombo y platillo, no se ha escatimado en nada. Para la procesión, los cuerpos de la realeza egipcia se han colocado con delicadeza en módulos especiales esterilizados y con nitrógeno para recrear las condiciones de las cajas en las que se exhiben habitualmente, y se han cargado en exóticos vehículos dorados y negros, y dotados con amortiguadores de seguridad. Desfilando por orden cronológico, los carros llevaban grabado en el lateral el nombre del monarca en árabe y en jeroglíficos egipcios. Su paso, pausado, estaba acompasado con el ritmo de una orquesta de 120 músicos y una coral de 100 cantantes.

“El guion del desfile, la historia, [es] el viaje [de las momias] desde su tumba, en la que han permanecido durante cientos de años, hacia la vida eterna. Todo el desfile es como un viaje: empezamos en el interior de la tumba, que podemos imaginar que es el museo, para luego salir hacia su nueva vida”, explicó antes del desfile Nader Abbassi, director de la orquesta y uno de los maestros más prestigiosos de Egipto.

Las momias protagonistas de la procesión se correspondían a 18 reyes y cuatro reinas pertenecientes a dinastías de la XVII a la XX del antiguo Egipto, un período que comprende desde el siglo XVI hasta el XI antes de la era actual, e incluía 17 sarcófagos reales. La mayoría de ellas fueron halladas a finales del siglo XIX en dos excepcionales escondrijos ocultos en el Valle de los Reyes y en el complejo de Deir El Bahari, donde se alza el monumental templo de Hatshepsut, ambos situados en la necrópolis de Tebas, al sur de Egipto. Desde entonces, y durante más de un siglo, las momias han yacido en el Museo Egipcio de Tahrir.

27 de marzo de 2021

El Museu Egipci encuentra los restos de un templo del faraón Ptolomeo I


Lluvias torrenciales como no se habían visto en cien años, plagas de serpientes venenosas e incluso una pandemia a escala mundial que todos ya conocemos. El equipo de la misión arqueológica en el yacimiento de Kom el-Ajmar Sharuna (Minya, Egipto Medio) las ha pasado canutas para recuperar del desierto (y de las aguas freáticas) todo un hallazgo, los restos de un templo de Ptolomeo I.

Podría parecer una maldición faraónica, si existieran, pero todas estas dificultades que los egiptólogos se encontraron no han hecho más que añadir un componente épico al descubrimiento, en consonancia con la biografía del faraón, uno de los generales de Alejandro Magno y uno de los diádocos sucesores del gran conquistador. Ptolomeo fue quien se quedó con Egipto en el reparto de su legado y fundó la última dinastía faraónica independiente, la ptolomaica, además de la famosa biblioteca de Alejandría.

La misión arqueológica, formada por el Museu Egipci de Barcelona, la Universidad de Tübingen y el Supreme Council of Antiquities d'Egipte, empezó a desenterrar los restos del templo en las últimas dos campañas.

Los cartuchos cincelados en las piedras son lo bastante claros, indican el nombre del primer Ptolomeo, que se caracterizó por su intensa actividad constructiva.

Hasta ahora, sin embargo, no se habían localizado tantos componentes de uno de sus templos, en concreto 60 sillares, de unos 500 kilos de peso cada uno, que contienen varios elementos decorativos y arquitectónicos, como el rostro de la diosa Hathor, los cartuchos reales, cornisas, molduras convexas y textos jeroglíficos, todavía en estudio, que indican por ejemplo que el templo estaba dedicado a los dioses Horus y Hathor.

"Es de los pocos que erigió Ptolomeo I fuera de Alejandría y los vestigios encontrados son los más numerosos y de mejor calidad artística, de ahí su importancia", ha explicado el egiptólogo y conservador del Museu Egipci Luis Manuel Gonzálvez Ortega.

Todos estos bloques, que fueron reaprovechados en el siglo VI para edificar los cimientos y el pavimento de una iglesia cristiana, formaban, curiosamente, los cuatro hilados de la parte superior del templo de las dieciséis que debería tener. Según los expertos del Museu Egipci, el hallazgo “permitirá plantear una propuesta de reconstrucción hipotética del templo que hace dos mil años se erigió en la ciudad de Hut-nesut, antiguo nombre del actual Sharuna,” explican los expertos del Museu Egipci.

Se sabía de la existencia del templo desde 1838, cuando el egiptólogo Nestor El Hôte dejó constancia de él por escrito. Luego se perdió su rastro, aunque durante los años posteriores se han ido encontrando algunos fragmentos y también algunos sillares, como fue el caso de los descubiertos por el egiptólogo Tadeus Smolenski a principios del siglo XX y que ahora se conservan en las colecciones egipcias de Viena y Budapest. En el año 1984 también salieron otros durante los trabajos de excavación de la Universidad de Tübingen, cuando todavía no se había añadido a la misión el Museo Egipcio de Barcelona, que lo haría en el 2006.

14 de marzo de 2021

Tres excavaciones españolas en Egipto que optan al II Premio Nacional de Arqueología y Paleontología


La Heracleópolis Magna, primer yacimiento excavado por españoles en territorio egipcio; el proyecto Djehuty, que investiga el conjunto de monumentos funerarios y enterramientos en Luxor; y el yacimiento de la necrópolis de Oxirrinco, con tres décadas de trabajo a sus espaldas, son las tres investigaciones arqueológicas en suelo egipcio lideradas por equipos de investigación españoles que optan este año al II Premio Nacional de Arqueología y Paleontología Fundación Palarq. El galardón, de carácter bienal, nació en 2018 con el objetivo de reconocer la excelencia y originalidad de proyectos arqueológicos y paleontológicos dirigidos por equipos de investigación españoles.

Según ha informado la Fundación en un comunicado, Heracleópolis Magna fue, en 1966, el primer gran yacimiento excavado por españoles en territorio egipcio bajo el equipo liderado por el arqueólogo Martín Almagro. Los trabajos se han ido sucediendo hasta la actualidad bajo el liderazgo de la doctora M. Carmen Pérez-Die. Para los promotores del galardón, la excepcionalidad de este proyecto radica en el hecho de que en la ciudad de Heracleópolis están presentes todos los periodos cronológicos del Egipto antiguo, desde el Primer Periodo Intermedio hasta la época bizantina y copta. Entre los hallazgos más destacados hasta la fecha, figuran el Templo Herishef descubierto por Naville a finales del siglo XIX y excavado actualmente por la Misión Española, siendo ésta una parte esencial del Proyecto.

Por su parte, el proyecto de Djehuty, ubicado en la Colina de Dra Abu el-Naga, en el extremo norte del cementerio de la antigua ciudad de Tebas, hoy Luxor, tiene como objetivo principal la excavación, restauración, publicación científica y la divulgación del conjunto de monumentos funerarios y enterramientos llevados a cabo entre finales del Reino Antiguo, 2200 a. C., hasta la época romana, en la antigua necrópolis. Desde sus inicios, hace dos décadas, los investigadores han formulado preguntas para conocer cómo se fue ocupando el espacio a lo largo del tiempo, cómo se elegía la ubicación de la tumba, o cómo se circulaba y se accedía a las tumbas situadas en los niveles más altos de la colina. Se han localizado restos arqueológicos de las ofrendas realizadas se ha documentado el primer jardín funerario en el antiguo Egipto.

“El descubrimiento del siglo”: hallaron en Egipto vestigios de lo que pudo ser la tumba de la reina Nefertiti


El egiptólogo de renombre mundial y ex ministro de Antigüedades Zahi Hawass ha revelado que está liderando excavaciones junto al templo de Mina Habu en Luxor, y anunciará un descubrimiento importante este mes de marzo.

El hombre de 73 años destacó que encontrar la tumba de Nefertiti sería “el mayor descubrimiento del siglo XXI”.

Por su parte, el egiptólogo Dr. Chris Naunton ha dicho que existe la posibilidad de que ya haya encontrado el lugar de descanso final de la gran esposa real del faraón Akenatón.

“Parece que ya ha descubierto algo, pero no está listo para revelarlo. El mejor escenario posible sería que sea clara y obviamente la tumba de Nefertiti”, dijo Naunton en exclusiva al portal británico Express.

Naunton explicó que “el hallazgo” está casi intacto y que piensan que probablemente sea un faraón y que su descubrimiento nos hará aprender mucho sobre una de las figuras más fascinantes e intrigantes de la historia.

“Es importante enfatizar, sin embargo, que la tumba podría ser descubierta y podría estar sin terminar, sin decorar, violada o sufrido grandes daños. Es posible que solo estemos viendo recortes, y eso aún sería muy interesante”, dijo Naunton.

Zahi Hawass dijo que ahora está trabajando en la parte occidental del Valle de los Reyes para encontrar la tumba de la antigua reina egipcia Nefertiti. Esto se lleva a cabo junto con el trabajo adicional en la tumba del faraón Ramsés II, también en Luxor.

“El descubrimiento de Saqqara más reciente es muy importante, porque cambia muchas cosas en la historia. El templo funerario desenterrado revela, por primera vez en la historia, el nombre de la reina Nearit, esposa del faraón Teti. Ahora estamos escribiendo una nueva página en la historia del Reino Antiguo”, dijo sobre los hallazgos más recientes en una entrevista con Daily News Egypt.

“Anteriormente habíamos descubierto la pirámide de esta reina en 2010, pero este año encontramos su templo y su nombre. También encontramos importantes artefactos del Imperio Nuevo dentro de la zona, como momias y ataúdes, alrededor encontramos estelas, modelos de barcos e importantes cerámicas. Este es realmente un descubrimiento importante que nos dirá mucho sobre el culto del faraón Teti, el primer rey de la Sexta Dinastía del Reino Antiguo que gobernó Egipto hace más de 4.300 años”, agregó.

12 de febrero de 2021

Descubren 16 tumbas con momias en una necrópolis de Egipto


La misión egipcio-dominicana de la Universidad de Santo Domingo, ha descubierto dieciséis sepulcros grecorromanos en la necrópolis de Taposiris Magna, oeste de Alejandría.

La misión, encabezada por la arqueóloga Kathleen Martínez, lleva investigando el yacimiento desde 2005, en búsqueda de la tumba de Cleopatra VII.

Según un comunicado del Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto, Martínez encontró ayer los pozos funerarios con momias "en mal estado de conservación".

La Doctora Martínez explicó que entre los hallazgos se encuentran dos momias en particular que conservan rollos y partes del cartonaje. La primera presenta restos de dorado y adornos dorados en representación al dios Osiris. La segunda, en cambio, luce una corona decorada con cuernos y serpiente en la frente, además de un colgante dorado en forma de halcón.

No se trata de los primeros descubrimientos de esta temporada. Según el director general del departamento de Antigüedades de Alejandría, el Doctor Jaled Abo El Hamd, se han realizado otros hallazgos destacables, "el más importante de los cuales es una máscara funeraria de una mujer, ocho máscaras refinadas de mármol grecorromanas y ocho capas de oro".

Las dieciséis tumbas, junto al resto de descubrimientos de la temporada, se suman a una lista hallazgos que han cambiado, según el comunicado, la percepción del Templo de Taposiris Magna. Con anterioridad, la misión había encontrado varias monedas con el nombre y la imagen de Cleopatra VIII dentro de los muros del templo. De este modo, se observa que el templo del oeste de Alejandría fue construido por el rey Ptolomeo IV.

Descubiertos los secretos de la singular ''momia de barro''


Un grupo de investigadores dirigidos por Karin Sowada, del Departamento de Historia y Arqueología de la Universidad Macquarie, en Sídney, ha descubierto algo sorprendente: una momia egipcia que estaba envuelta en barro. Este hallazgo ha sorprendido a los investigadores, que no esperaban encontrar al difunto "encerrado" en un caparazón de barro endurecido. Este "caparazón de barro" revela "un tratamiento funerario no documentado hasta la fecha en el registro arqueológico egipcio", según han afirmado los investigadores en un estudio que se ha publicado en la revista PLOS One.

¿Para qué servía esa curiosa "envoltura de barro"? Los especialistas piensan que tal vez se utilizó para estabilizar a la momia después de que esta sufriese algún tipo de daño, aunque el barro también pudo haber sido empleado para emular las prácticas funerarias de la élite, cuyos miembros fueron momificados en numerosas ocasiones con materiales importados a base de resina desde finales del Reino Nuevo (1539-1077 a.C.) hasta la dinastía XXI (1076-944 a.C.), según el estudio.

Pero este individuo estaba recubierto con barro en lugar de resina. Posiblemente, según los investigadores, la momia estaba envuelta en este material porque "el barro es más asequible", según la investigadora principal del estudio, Karin Sowada. Aunque esta momia presenta algunas otras particularidades. El cuerpo, que se ha datado alrededor del año 1207 a.C., resultó dañado tras la muerte, e incluso fue enterrado en el ataúd equivocado, que en realidad estaba destinado a una mujer que había muerto años antes, según han podido averiguar los científicos.

Como muchas momias del antiguo Egipto, la "momia de barro" y su ataúd con tapa fueron adquiridos en el siglo XIX por un coleccionista occidental, en este caso por el político sir Charles Nicholson, que se los llevó a Australia. Nicholson donó la momia y su ataúd a la Universidad de Sídney en 1860, y hoy se conservan en el Museo Chau Chak Wing de dicha universidad. Pero parece ser que quien vendió los artefactos engañó a Nicholson, ya que el ataúd es más moderno que el cuerpo enterrado en él.

"Los comerciantes locales probablemente colocaron un cuerpo momificado cualquiera no relacionado con el ataúd para vender un 'juego' más completo, una práctica bien conocida en el comercio local de antigüedades", se explica en el estudio. El sarcófago lleva inscrito el nombre de una mujer, Meruah o Meru(t)ah, y data del año 1000 a.C., según la iconografía que lo decora, lo que significa que es unos 200 años más moderno que la momia que contiene. Si bien la momia de su interior no es Meruah, las pistas anatómicas apuntan a que se trata de una mujer que murió entre los 26 y 35 años.

En 1999 tuvo lugar un examen preliminar sobre la curiosa "momia de barro". Ya entonces, los investigadores descubrieron aspectos inusuales en ella, cuando una tomografía computarizada (TC) reveló algo extraño en su interior. Se extrajeron algunas muestras de las envolturas y se descubrió que contenían una mezcla de lodo arenoso. Cuando un nuevo equipo de investigadores volvió a escanear la momia en 2017 descubrió detalles inéditos sobre el caparazón, especialmente cuando se hizo un examen químico de los fragmentos de barro. Quien reparó la momia elaboró un complicado "emparedado" de tierra, colocando una masa de barro, arena y paja entre las capas de envoltorios de lino. La parte inferior de la mezcla de lodo tenía una capa base de un pigmento blanco a base de calcita, mientras que la parte superior estaba recubierta de ocre, un pigmento mineral rojo. "Aparentemente, el barro se aplicó en láminas mientras aún estaba húmedo y flexible. El cuerpo se envolvió con vendas de lino, se aplicó el caparazón de barro y luego se colocaron más envolturas sobre él", según Sowada.

8 de enero de 2021

Egiptología 2.0 nº22 (enero 2021)


Bienvenidos al Nº 22 de la Revista Egiptología 2.0, correspondiente al mes de enero de 2021. Iniciamos este nuevo año cargados de ilusiones renovadas, con más ganas de Egiptología 2.0 que nunca, nuevas colaboraciones y secciones para acercaros al mundo de la egiptología. Una publicación repleta de temas apasionantes y grandes contenidos que esperamos disfrutéis.

Abrimos este nuevo número con un artículo de Julio López Saco: ‘‘La figura del Tjaty (Visir) durante el Reino Antiguo y el Primer Período Intermedio.’’

El Tjaty era el funcionario de mayor rango, el primer magistrado después del faraón. Este puesto, cuyo nombre se creó probablemente en la época del faraón Seneferu, se definía como ‘‘el que es la voluntad del amo, los oídos y los ojos del rey’’. Durante la dinastía VI el título del Tjaty era tayty-sab-chaty,​ literalmente ‘‘Envuelto’’, ‘‘El dignatario de la sala’’. Por analogía con el cargo musulmán similar también se lo llama visir. Los primeros en ejercer las responsabilidades que luego asumieron los Tjaty fueron los herederos de los faraones, durante la segunda dinastía.​ Más tarde fueron miembros de la familia real, pero no necesariamente el heredero. En épocas posteriores eran designados entre los miembros de determinadas familias, posiblemente de ascendencia real.

Durante el Imperio Medio, el cargo permaneció en manos de la misma familia durante tres generaciones. En el segundo periodo intermedio hubo varios Tjatys nombrados entre los gobernadores tebanos, algunos con conexiones locales en Nejbet. En los imperios Antiguo y Medio, este cargo incumbía a una única persona calificada de único amigo del Rey y que controlaba la Doble Casa, administración que agrupaba el cargo de Gobernador de las Dos Tierras de Egipto. Durante el Imperio Nuevo se duplicó el cargo y Egipto contaba desde entonces con dos Tjatys: uno para el norte (Bajo Egipto) y otro para el sur (Alto Egipto), separándose las relaciones con el extranjero.​

En la sección de entrevistas, hablaremos con Elena Mora Ruedas. Licenciada en geografía e historia, en la especialidad de prehistoria arqueológica por la UCM y diplomada en restauración y conservación de bienes culturales por la escuela superior de Madrid, especializada en arqueología.

Marco Antonio Loáiciga nos hablará del mito de la vaca sagrada, indagaremos en la figura de Amenemhat I con Ildefonso Robledo, conoceremos la moda del antiguo Egipto de la mano de Marta Pérez, María Isabel Cubas nos relatará todo sobre la magia en el antiguo Egipto, Julio ángel Herrador nos hablará de las actividades lúdicas con pelota en el antiguo Egipto, descubriremos la inscripción a Isis en Bracara Augusta con Cláudia Barros, Hipólito Pecci nos narrará el contacto con los ‘‘otros’’ durante el Reino Antiguo, conoceremos el archivo de cartas de Amarna con Heródoto de Halicarnaso, hablaremos de Amenhotep III divinizado con Gerardo P. Taber y terminaremos recorriendo los restos arqueológicos del templo de Deir el-Haggar con Bartomeu Egea Resino. Todo ello junto con nuestros contenidos habituales y un artículo especial de Alfonso Daniel Fernández: ‘‘El último vuelo del Fénix: Heliogábalo, la piedra solar y el Cometa Halley.’’

Sumario

7. Entrevistas - Elena Mora Ruedas: ‘‘En enero me marcho a Egipto a trabajar en los colosos’’.

12. Testimonios del pasado - Amenhotep, hijo de Hapu.

17. Estado - La figura del Tjaty (Visir) durante el Reino Antiguo y el Primer Período Intermedio.

24. Mitología - El Mito de la Vaca Sagrada o una respuesta egipcia a parte de los misterios del cosmos.

31. Faraones - Amenemhat I. Política y literatura en Egipto.

43. Vida cotidiana - Moda en el antiguo Egipto.

48. Mitología - La magia en el antiguo Egipto.

56. Vida cotidiana - Actividades lúdicas con pelotas en el antiguo Egipto.

62. Mitología - Mucho allá de las fronteras egipcias: inscripción a Isis en Bracara Augusta.

70. Historia - El contacto con los “Otros” durante el Reino Antiguo.

77. Historia - El archivo de cartas de Amarna.

83. Arte - Amenhotep III divinizado. La figuración de una escultura al culto solar, parte II.

93. Hoy viajamos a... - Templo de Deir el-Haggar.

98. Especiales - El último vuelo del Fénix: Heliogábalo, la piedra solar y el Cometa Halley.

148. Novedades Editoriales - Cuadernos de notas de los egiptólogos / Howard Carter. Una Vida.

151. Noticias - Noticias destacadas del trimestre.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line