Novedades editoriales

8 de octubre de 2011

Ushebtis: los que responden


Entre los objetos depositados en la tumba figuraban con profusión pequeñas estatuas llamadas Ushebti que se ha convenido en llamarle ‘'respondiente'', no sólo por el papel que debían desempeñar cerca del finado, sino también por venir del verbo ‘'usheb'', responder.

Estas pequeñas estatuas solían construirse de piedra caliza, alabastro, diorita, madera, porcelana y barro cocido recubierto por lo regular de esmalte ó barnices coloreados, siendo muy raro el número de las fabricadas en bronce.

Representaban ó figuraban criados y servidores que debían responder al llamamiento del difunto cuando éste lo necesitara en sus labores de la tierra ó para ayudarle en los trabajos que le mandase ejecutar Osiris.

Estas figuras llevaban el aspecto de las momias con los brazos cruzados sobre el pecho, con objetos de labranza.

El sentido de estos instrumentos se halla explicado en uno de los capítulos del ‘'libro de los muertos'', que representa labrando, sembrando y haciendo la recolección en los campos celestes; sobre la túnica, en caracteres jeroglíficos o hieráticos, se halla grabado el nombre del individuo, de quien era hijo y profesión, más el texto del capítulo VI ‘'del libro de los muertos'', pues eran considerados como testimonio de la aptitud de la persona, cumpliendo trabajos de la otra vida.

He aquí el texto :

‘'¡Oh ushebti¡ Si este Osiris N., es juzgado digno de llevar a cabo todos los trabajos que se ejecutan en la región divina inferior, todo principio de maldad desaparecerá en él, como un hombre dueño de sus facultades.Ahora bien, yo os digo: juzgadme digno cada día que aquí transcurre, de fertilizar los campos, inundar los riachuelos, de llevar la arena de levante á poniente''.

Estos objetos funerarios eran depositados por los parientes del difunto en los sepulcros sin orden alguno en el suelo ó alineados sobre las cubiertas de los sarcófagos ó en las capillas funerarias.

Muchos uban en cofrecillos de madera pintada con forma de sarcófago.Entre los numerosos ejemplares que de ellas tenemos, hay algunos de mérito que son verdaderas obras de arte, pero en cambio las hay groseramente fabricadas, de pasta azul, verde ó negra, de las que abundan muchísimos, y que supone ‘'Masperó'' provienen de una época en que fue general costumbre usar estatuas diminutas y mezquinas, y también debido á una industria que las fabricara con las inscripciones necesarias, dejando en claro el nombre para que lo llenara el comprador.

Los personajes ricos, nobles ó sacerdotes, las encargaban con el nombre y títulos del difunto.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Egitto. La straordinaria scoperta del Faraone Amenofi II (Museo delle Culture, Milano). Del 13 de septiembre de 2017 al 7 de enero de 2018.