Novedades editoriales

27 de agosto de 2019

La labor de la UJA llega a América


La publicación Archaeology, del Instituto Arqueológico de América, se hizo eco en su último número de los hallazgos realizados por el Proyecto Qubbet el-Hawa, de la Universidad de Jaén, en la necrópolis de Asuán (Egipto), bajo la dirección de Alejandro Jiménez.

En concreto, y bajo el título “La cámara de la momia invisible”, la revista da a conocer entre los amantes y aficionados de la arqueología cómo cerca del final de la décima campaña de excavaciones en una necrópolis en la orilla occidental del Nilo, un equipo dirigido por Antonio Mozas-Calvache descubrió una tumba en un ataúd sin abrir. La publicación describe cómo la cámara, de aproximadamente dos por ocho pies —60 centímetros por 2,43 metros—, estaba en gran parte cerrada y su entrada era demasiado estrecha para que los arqueólogos pudieran pasar. Unas limitaciones que obligaron a Mozas-Calvache y su equipo a improvisar. Y es que montaron una cámara con control remoto en el extremo de un poste de 12 pies de largo —3,65 metros—, la empujaron dentro de la cámara y la usaron para fotografiar el contenido.

El equipo utilizó las imágenes para generar modelos tridimensionales de la tumba, incluida una representación detallada del ataúd, de 3.800 años de antigüedad. También pudieron leer jeroglíficos en el ataúd, que revelaron que la identidad de la momia era Shemai, un hermano previamente desconocido del gobernador de finales de la XII Dinastía (1981–1802 antes de Cristo) Sarenput II. Incluso recoge unas declaraciones de Mozas-Calvache, en la que reconoce que esa labor habría sido imposible de realizar hace diez años sin los avances tecnológicos actuales.

Pero no es la primera vez que los trabajos que realiza la Universidad de Jaén en Asuán tiene ecos internacionales. Y no solo en revistas. De hecho, en febrero de este año, los trabajos arqueológicos que la UJA dirige desde hace once años en la necrópolis de Qubbet el-Hawa fueron protagonistas de una serie documental realizada por National Geographic que primero se emitió en Australia y Sudáfrica, y que pocas semanas después pudo verse en el resto del mundo.

La serie, denominada “Tesoros perdidos de Egipto” (“Lost Treasures of Egypt”), consta de seis episodios en los que se muestran los trabajos arqueológicos más importantes que se realizan en Egipto, entre los que se encuentran los realizados por el Proyecto Qubbet el-Hawa. Entre otro contenido relacionado con las excavaciones realizadas en la necrópolis de Asuán, en cuatro de los seis capítulos que forman esta serie documental se puede ver el descubrimiento de una cámara intacta de hace 3.800 años en la que había una mujer enterrada en un sarcófago de cerámica. Además, también aparece la excavación de la cámara intacta de Y-Shemai, hermano del gobernador de Elefantina Sarenput II, y que vivió hace 3.900 años.

“En estos diez años hemos tenido la suerte de trabajar de primera mano con enterramientos pertenecientes a los individuos más importantes que tenían el control de una provincia egipcia hace 4.000 años. Ninguna misión de la actualidad ha tenido la suerte de encontrar un material de tan buena calidad y con resultados tan interesantes sobre la vida y la muerte en la alta clase egipcia”, aseguró Alejandro Jiménez en la presentación del libro que recoge los diez años de excavaciones.

Respecto a la campaña 2019, Jiménez, adelantó que se dividirá en tres partes. La primera se desarrollará a partir del 15 de septiembre, cuando 7 investigadores de la UJA se desplazarán a Asuán para acabar el montaje de la exposición de los diez años de trabajos que se ubicará en el Museo de la ciudad. La segunda fase, en octubre, supondrá nuevas excavaciones, que se prolongarán durante un mes, tras lo que seguirá el trabajo con el estudio de materiales encontrados. A mediados de noviembre se inaugurará la exposición.

Artículo: Diario de Jaén.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line