Novedades editoriales

2 de mayo de 2013

TT55 - Ramose


La tumba del alcalde de Tebas y Visir, Ramose, es una de las más interesantes de la necrópolis de Gurna, la importancia del personaje queda reflejada en la grandiosidad de la misma, pues, es una de las más bonitas y mejor decoradas de la necrópolis.

La tumba, sigue el modelo de las tumbas de Gurna, en forma de T invertida, con un amplio patio delantero al que se llega bajando unos escalones que son los mismos que utilizaron los sacerdotes hace 3.400 años cuando transportaron el cuerpo de Ramose a su morada de eternidad. El delicado relieve de sus muros es de los mejores que se han encontrado en la tumba de un noble, y reflejan el cambio de estilo hacia el arte de Amarna.





La decoración de sus muros, no tiene parecido con los de otras tumbas ya que solo reflejan el funeral de Ramose, y su relación con Ajenaton.
La tumba fue descubierta en el siglo XIX, pero no fue descombrada hasta 1920, causando sensación por sus maravillosos relieves.

Fue descubierta por Villiers Stewart en 1879, más tarde Gaston Maspero continuó el trabajo de Stewart, y en 1924 Roberd Mond, trabajó por encargo del Metropolitan Museum restaurandola y dejándola en su estado actual.

En la parte posterior del patio, se encuentra la fachada, con la puerta de entrada, atravesando esta puerta nos encontramos en una sala transversal de gran tamaño, el techo originalmente estaba sostenido con 16 columnas papiriformes a cada lado de su eje. Las columnas actuales son una reconstrucción de las antiguas.



Pared frontal Este (lado Sur)

Es la pared donde se encuentra la puerta de entrada a la tumba (lado izquierdo de la entrada).

En esta parte del muro, se representa el banquete funerario, junto a la puerta se encuentra el matrimonio formado por Ramose y su esposa Meryt-Ptah ante una gran variedad de ofrendas de alimentos, les acompañan varios familiares entre los que se encuentran los padres de Ramose y el padre de su esposa, otro de los personajes que forman parte del banquete es Amenhotep, hijo de Hapu. Ramose va vestido con el traje de visir y hace ofrendas ante distintos dioses: Amon-Re, Re-Horakhty, Atum y Khepri. Todas las figuras son sedentes y bellamente esculpidas.


Los rizos de los cabellos, los pliegues de las telas, los amuletos, los textos jeroglíficos etc. son un claro exponente de la delicadeza y meticulosidad del trabajo de los decoradores de la tumba.


Los relieves no están pintados, a excepción de los ojos que están llamativamente perfilados con tinta negra.

Pared frontal Este (lado Norte)

Los relieves de este lado son también muy bellos, pero el artista que los realizó no es el mismo que ejecutó los de la pared izquierda. La decoración continúa con ofrendas funerarias. Ramose lleva el traje de visir y un espléndido collar y una cadena de la que cuelga el amuleto con forma de corazón. Un sacerdote Iun-Mutef vestido con piel de pantera lleva una gran lista de ofrendas para Ramose.

Pared izquierda de la entrada (Sur)

Son las escenas correspondientes a la procesión funeraria de Ramose, la mayor parte del muro está pintado, el resto en relieve pintado. Los decoradores de esta pared eligieron un estilo innovador que sería el inicio del arte amárnico, incluso uno de los pintores, Simut, llegó a ser representado en el extremo izquierdo del muro entre los sacerdotes que seguían al catafalco de Ramose.


La procesión se dirige hacia la tumba de Ramose, sus vísceras y el cuerpo de Ramose son conducidos sobre un trineo hacia la cámara funeraria (que se encuentra al final de una gran rampa a 16 m. por debajo). Delante del trineo marcha otro pequeño trineo arrastrado por cuatro hombres, con un bulto encima llamado Tekenu.

Estos trineos van acompañados por varios grupos de personas: criados con el ajuar funerario, sacerdotes, un grupo de plañideras que lloran la muerte de Ramose arrojando arena sobre sus cabezas, esta escena, está considerada como una de las escenas más bellas de las tumbas tebanas.


Delante de la entrada a la tumba, se encuentran Ramose y su esposa Mery-Ptah, junto a los alimentos que se han de llevarse a la tumba los cuales son purificados con agua y con incienso.

Pared derecha de la entrada (Norte)

Está pared esta sin decorar.

Pared posterior (Oeste)

Aunque Ramose comenzó su visirato con Amenhotep III, fue con su hijo Ajenaton con quién se hizo representar en este lado de la tumba, en el lado sur de la pared (izquierda de la puerta de la siguiente cámara). El rey se muestra sentado delante de un quiosco con la diosa Maat, Ramose aparece en cuatro escenas en las que se representa un cargo diferente.


En el lado norte del muro, Ajenaton aparece junto con Nefertiti en la “ventana de las apariciones”, los rayos de Atón, baña a la pareja real, los vestidos del rey y la reina son un claro inicio del arte amárnico. Delante de la pareja real, Ramose se encuentra con los brazos levantados en señal de júbilo, recibiendo collares y recompensas del rey, hacia la derecha los súbditos reales lanzan vítores a Ramose mientras este se dispone a recibir a los embajadores extranjeros.


Esta parte del muro tiene un significado muy interesante, pues representa los cambios tan importantes que se produjeron en el país con la llegada de Ajenaton.

En la pared oeste esta la entrada a otra cámara inacabada donde Ramose está representado entrando a la tumba, con un texto autobiográfico.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Animales sagrados del Antiguo Egipto (Museo Egipcio de Barcelona). Del 22 de febrero al 30 de septiembre de 2017.