Novedades editoriales

9 de mayo de 2011

La cerveza


La cerveza era un elemento esencial en la alimentación del Antiguo Egipto. La había de diversos tipos, amarga, dulce, de malta, de dátiles, de trigo y de cebada, aunque la más habitual era la de cebada, pero también se utilizaba una especie de trigo de color rojo, denominado espelta de origen Palestino.

Estaba considerada junto con el pan como fundamental, y se atribuía su invención al dios Osiris, espíritu de los cereales, quien los hacia germinar gracias al riego de las aguas del Nilo. Los dos elementos formaron parte de la alimentación básica de las masas populares de los antiguos egipcios.

La cerveza se fabricaba a partir del pan cocido en moldes. El proceso consistía en verter sobre ellos una pequeña cantidad de agua, para reblandecer la pasta antes de la cocción. Los panes se colocaban en un recipiente muy amplio, apoyado en una tinaja de boca ancha, añadiendo un producto líquido generalmente a base de dátiles machacados, después de haberlos limpiado.

La mezcla se trabajaba y amasaba bien sobre una especie de gran cesta que apoyada sobre una jarra, permitía colar el líquido, fruto del prensado del mismo. Esta tarea era ejercida tanto por los hombres como por las mujeres. Finalmente se traspasaba a las tinajas, momento en que ya comenzaba el proceso de su fermentación. El líquido resultante, filtrado y posado, constituía un producto omnipresente en la vida cotidiana del país del Nilo.

La cerveza egipcia era densa y con una gradación alcohólica superior a la de hoy, aunque existían varios tipos de esta bebida, como dejó bien expuesto Herodoto en su libro Euterpe, cuando nos dice: "los egipcios bebían una especie de vino hecho de cebada".

Existían varias clases de cerveza, de hecho los egipcios bebían cerveza desde la infancia. A los lactantes, se les destetaba con una bebida denominada zythum, que era una cerveza clara, hecha con agua, miel y harina de cebada.

Los adolescentes recibían un ánfora, que les indicaba la cantidad máxima del preciado líquido que podían llegar a consumir, y los adultos fabricaban su cerveza según sus propios gustos, pudiendo llegar a una graduación casi comparable con la del vino.

La cerveza era también usada como medicina, especialmente como remedio a los males intestinales, también para curar heridas, y como antídoto contra las habituales picaduras de escorpión.

Cuando alguien moría, antes de proceder a su embalsamado, se le lavaba con cerveza, y cuando ya estaba momificado, se procedía a dejar en sus mastabas funerarias, varias jarras para que le acompañaran en el Más Allá.

La cerveza no era tan rubia ni refrescante como la actual, se trataba de una bebida oscura, densa y acida, con una concentración de ácido láctico veinte veces superior a la normal, y con un porcentaje alcohólico de diez grados. Era más bien pastosa y junto con el pan, constituyó durante mucho tiempo la dieta de la población egipcia.

De esta manera se explican los comentarios que el autor griego Ateneo describió sobre la cerveza fabricada en el delta del Nilo, de la que decía que: "era tan fuerte y sus efectos tan estimulantes ,que quienes la consumían bailaban y cantaban como los intoxicados por el más fuerte de los vinos".

En Egipto se distinguían en general dos tipos de cerveza que eran los más corrientes, la dulce y la amarga. Una de las primeras descripciones sobre la fabricación de la cerveza, fue la realizada y descrita por Zosimos de Panópolis, en un papiro cuya antigüedad data del 2800 a.C. en el cual describe una cerveza bastante común denominada Bouza.

La existencia de datos sobre la cerveza, queda reflejada en los antiguos Textos de las Pirámides, narrando las actividades antes descritas en las ceremonias funerarias. En el Museo de El Cairo, existe una buena documentación de papiros y tablillas, con curiosas explicaciones de su uso en el Antiguo Egipto.

Se da la circunstancia que esta cerveza aun la encontramos hoy en día en Egipto, con seis métodos diferentes de elaboración. Se bebe en pequeños bares parecidos a las antiguas tabernas, en vasos como si fuera vino. El abuso de este tipo de cerveza, por su alta gradación y por su elaboración artesanal, con una higiene a veces no demasiado cuidadosa, no es muy recomendable.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Animales sagrados del Antiguo Egipto (Museo Egipcio de Barcelona). Del 22 de febrero al 30 de septiembre de 2017.