Novedades editoriales

19 de mayo de 2011

Estela de Amenofis II


Este gran monumento fue erigido por Amenofis II tras el regreso de su primera campaña asiática. Una estela con un texto semejante fue encontrada en Amada. La estela rectangular redondeada está rota en muchos pedazos, que se reparten entre Viena y El Cairo. En el luneto figura un disco alado sobrevolando dos escenas, separadas por una columna vertical, en las que el rey se presenta ante los dioses. A la derecha, el rey es conducido por Anuket, diosa de la catarata, ante el dios dinástico, Amón. A la izquierda, el rey adora a Jnum, señor de Elefantina. El resto de la estela está ocupado por un texto que describe los hechos gloriosos del rey y sus fundaciones y restauraciones arquitectónicas en los templos. Las figuras y los jeroglíficos están grabados en bajorrelieve. En la cara lateral derecha hay otra escena.

Información

Localización actual: Kunsthistorisches Museum (Viena).

Número del inventario: 5909

Datación: Amenhotep II / Amenofis II / Aajeperure.

Sitio: Desconocida.

Material: Pizarra.

Técnica: Bajo relieve.

Alto: 152.3 cm.

Ancho: 116 cm.

Profundidad: 35 cm.

Traducción

Texto principal:

(Año 3, tercer mes de Shemu) decimocuarto (día) bajo la majestad del (Horus, el toro poderoso del gran poder, las dos) señoras, (grande de poder) que aparece en Tebas, el Horus de Oro que conquista todos los países por su fuerza, el rey del Alto Egipto y del Bajo Egipto (Aa-Jepru-Re, el hijo de Re de su cuerpo) al que ama el señor de todos los países extranjeros, un soberano salido (del vientre de su madre porque ya era poderoso), imagen de Horus sobre el trono de su padre, grande de fuerza, que no tiene igual y para quien no se encuentra semejante; es el rey (de brazo poderoso), puesto que nadie puede tensar (su arco, ni entre sus soldados, ni entre los soberanos extranjeros); señor de Siria, puesto que su fuerza es más grande que la de los reyes precedentes, valeroso como una pantera cuando llega al campo de batalla, sin que un combate pueda organizarse a su alrededor; (un valeroso arquero en la batalla), un muro que protege Egipto, plantado sobre el campo de batalla desde el mismo momento en que llega, que abate a los que se oponen; uno que en seguida consigue ventaja sobre los países extranjeros que llegan con hombres y caballos, con millones de personas sin saber que Amón está a su lado;

infatigable corredor puesto que la gloria cubre todo su cuerpo, el igual a Min en el (año) del miedo, al que nadie (escapa cuando hace) prisioneros que están haciendo ofrendas (?) entre sus enemigos y igualmente entre los nueve arcos; uno para el que todos los países y todos los países extranjeros son serviciales; un rey alabado cuando sus brazos golpean. (No hay país extranjero que pueda pasarse) sin él, puesto que viven de su aliento.

Rey de reyes, soberano de soberanos, que hace disminuir las fronteras de los que se rebelan contra él; el único valiente, del que se alaba el poder (hasta que se reúna con Re en el cielo; que da la cara) en combate. No hay límites a lo que hace a todos los países juntos y a todos los países extranjeros, después de que sean abatidos por su cobra que escupe fuego (como si fueran devorados). Nadie escapa al combate como los enemigos de Bastet en el camino que sigue Amón; rico en servidores por encima de cualquier proporción, puesto que sabe que es su verdadero (hijo salido de sus miembros); (él solo) para reinar sobre lo que circunda el sol. Todos los países y todos los países extranjeros que aprende a conocer, los engloba en su poder y su fuerza. Es el rey que ama el trabajo...

Bibliografía

Kunsthistorisches Museum (KHM). Führer durch die Sammlungen. Wien. 1988, 30.

Hüttner, M. & H. Satzinger, Stelen, Inschriftsteine und Reliefs aus der Zeit der 18. Dynastie.

Corpus Antiquitatum Aegyptiacarum (CAA) Wien 16 (In Begutachtung).

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Egitto. La straordinaria scoperta del Faraone Amenofi II (Museo delle Culture, Milano). Del 13 de septiembre de 2017 al 7 de enero de 2018.