Novedades editoriales

31 de mayo de 2018

Un comité de expertos se reúne en Cibeles para decidir el futuro del templo de Debod


En enero de 2020 se cumplirá medio siglo desde que el Templo de Debod arribó a Madrid tras un largo periplo emprendido por España para salvarlo de las aguas de la presa de Asuán, en Egipto. La elección del parque del Cuartel de la Montaña para emplazar, a la intemperie, el monumento milenario ha sido, desde entonces, objeto de controversia. La complejidad técnica y el gran desembolso que supuso traer el santuario hasta Madrid -costó a las arcas públicas un total de 525.000 dólares- determinaron que esta joya nubia se instalara al aire libre. El próximo viernes 1 de junio, por primera vez, un encuentro con expertos nacionales e internacionales abordará cómo proteger el templo de las agresiones externas que amenazan con degradar sus vetustas losas.

La sala Berlanga del Palacio de Cibeles acogerá, según han confirmado fuentes del área de Cultura y Deportes del Ayuntamiento, de 9 de la mañana a siete de la tarde, distintas mesas de trabajo, en las que se extraerán las conclusiones para desarrollar un plan director que marcará las pautas del proyecto arquitectónico con el que blindar el templo. En estas ponencias y mesas redondas se explorará la posibilidad de instalar una gran cúpula protectora, como ha reclamado en varias ocasiones el Grupo Municipal Socialista. También se planteará la inclusión del templo en un complejo museístico, como ocurre en los otros tres templos «donados» por Egipto en 1970: el de Dendur está en el Museo Metropolitano de Nueva York; el de Ellesiya, en el Museo Egipcio de Turín; y el de Taffa, en el Rijksmuseum van Oudheden de Leiden.

«Por primera vez se van a reunir expertos en arquitectura, arqueología y egiptología para estudiar conjuntamente cuál sería la situación óptima de conservación y divulgación del templo de Debod y supone el primero de los pasos para la celebración del 50 aniversario del Templo Debod », afirma a ABC la directora general de Muses, Bibliotecas y Archivos, Belén Llera. Esta jornada llega tras el acuerdo presupuestario firmado en marzo de 2017 con el PSOE. En un principio, se iba a celebrar en diciembre del año pasado; pero, para cuadrar las agendas de todos los ponentes, se tuvo retrasar hasta esta primavera.

Entre la pléyade de conocedores de la materia invitados al foro estarán investigadores del CSIC, miembros de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, catedráticos de la Universidad «Gabriele d’Annunzio» de Chieti-Pescara (Italia), de la de Alcalá de Henares, de la Politécnica de Madrid, de la Autónoma de Madrid, de la de Zaragoza, así como el jefe de la división de arqueología del Museo de San Isidro, el jefe del Departamento de Antigüedades Egipcias y del Oriente Próximo del Museo Arqueológico Nacional, responsables del Departamento de Patrimonio Histórico de la Fundación Montemadrid y representantes del Comité Científico de Europa Nostra.

«Queremos llegar a su aniversario conociendo cómo ha vivido ese monumento en esta ciudad, reflexionando junto a expertos, a cerca de su conservación y conocer las alternativas más óptimas para su futuro, si debe continuar al aire libre o debe ser cubierto y en qué condiciones», indica a este diario la directora general de Patrimonio y Paisaje Urbano, Marisol Mena. Considera que esta jornada, dirigida a especialistas, servirá para «reflexionar en torno al papel de la arquitectura histórica en la sociedad actual, analizando las mejores soluciones de conservación para el templo, desde la valoración crítica de distintas propuestas realizadas en España, Grecia, Italia, Francia, Alemania o Estados Unidos».

«Contaremos, además, con los datos científicos, que nos facilita la reciente monitorización de dicho monumento, para saber cuáles son los principales agentes de deterioro del templo», subraya Mena. En concreto, acudirá un experto en el sistema de monitorización MHS presentará las conclusiones que arroja la prospección con georradar del subsuelo.

En diciembre del año pasado se instalaron unos equipos especiales que miden varios parámetros fisiológicos (temperatura, viento, humedad ambiental,…) y que permiten obtener datos científicos sobre los principales agentes que deterioro del templo. Estas recientes investigaciones arrojaron también otro dato sorprendente: bajo los 2.300 sillares del templo todavía se conservan vestigios de lo que fue el Cuartel de la Montaña , una destacada edificación militar del siglo XIX, que fue demolida tras la Guerra Civil. En concreto, se detectaron restos del muro perimetral a tan sólo un metro de profundidad.

Artículo: ABC.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Faraón. Rey de Egipto (Caixa Forum Barcelona). Del 8 de junio al 16 de septiembre 2018.