Novedades editoriales

13 de mayo de 2013

Exposición: El museo del Templo de Abu Simbel


La cultura egipcia llega a Jerez de la Frontera a través de una reproducción real del Templo de Abu Simbel que se instalará en El Retiro

La exposición nos trasladará al año 1284 a.C. cuando Ramsés II mandó a construir este templo declarado Patrimonio de la Humanidad.

El Templo de Abu Simbel es una exposición itinerante que nació en Egipto de la mano del artesano egipcio Hany Mostafa, su creador, que durante cinco años trabajo casi exclusivamente en la realización de esta réplica. Ha sido expuesto en Portugal, entre agosto del 2012 y febrero del 2013 en ciudades como Óvidos, Portu y Peniche donde ha recibido la visita de más de 25.000 personas.



Éste éxito ha impulsado a los creadores del museo a emprender una gira internacional por los países de la Unión Europea, para poder llevar consigo la historia de los dioses egipcios.

El museo del Templo Abu Simbel es una atracción cultural de gran relevancia para todos los ciudadanos por su realidad, su talla, sus pinturas y su detallada arquitectura.

Con la construcción del museo del templo Abu Simbel, Hany Mostafa se propuso acercar la cultura egipcia, y el espíritu de El Cairo a todo el mundo. Siendo consciente de la difícil situación que vive su país en estos momentos y lo costoso de este viaje para una familia, decide construir una réplica casi exacta al templo original para facilitar el conocimiento de una parte de su cultura y acercar al mayor número de personas posibles la belleza de este templo histórico.



El templo estará dotado de personal bilingüe con detallada información para el visitante, que podrá adentrarse de lleno en la historia del antiguo Egipto. Se consigue así una integración intercultural y un acercamiento a las distintas artes, que se apoyará con las actuaciones que en el museo se llevarán a cabo tanto en el día de la apertura como en los fines de semana. Danzas y bailes tradicionales viajarán hasta Jerez para poder disfrutar íntegramente de ésta cultura milenaria.

El museo del Templo Abu Simbel consta de cuatro salas:

Lo primero que nos encontramos al acercarnos al Templo Abu Simbel es la Fachada, la sala A. La fachada consta de cuatro estatuas que representan a Ramsés II, sentado en un trono con la doble corona del Alto y Bajo Egipto. Cada una de ellas mide unos veinte metros de altura y están encabezadas por un friso de 22 babuinos, adoradores del sol y que flanquean la entrada. La estatua situada a la izquierda de la entrada se partió durante un terremoto y solo quedó intacta su parte inferior.


La sala B es la “Gran Sala Hipóstila”. Ésta sala en el templo original consta de 18 metros de longitud y 16 de anchura. Su techo está sostenido por 8 pilares osiríacos sobre los que se apoyan otros tantos colosos, 4 a cada lado que representan a Osiris con los rasgos de Ramsés II. Los de la izquierda llevan la corona del Alto Egipto y los de la derecha la corona Pschent (la doble corona símbolo de la unificación de las 2 Tierras). El techo de la sala está decorado con pinturas que representan a la diosa Nejbet con las alas desplegadas y textos reales. La decoración de las paredes muestra, de izquierda a derecha desde la entrada: Inmolación de prisioneros y cortejo de príncipes, escenas de batallas en Siria, Libia y Nubia junto a ofrendas, presentación de prisioneros a Ra-Harmajis y Ramsés II divinizado, la batalla de Qadesh e inmolación de prisioneros y princesas con el sistro.

La sala C es la “Segunda Sala Hipóstila”. Esta sala tiene 4 pilares cuadrados con escenas del rey abrazado por diferentes divinidades. Esta cámara en el templo original tiene 11 metros de longitud y 7.70 de anchura.


La sala D es el “Santuario”. La puerta central conduce al propio sancta sanctorum con 4 estatuas talladas en la roca que representan de izquierda a derecha a Ptah, Amón-Ra, Ramsés II divinizado y Ra-Horajti mientras que las 2 laterales dan acceso a 2 capillas.

Contextualización histórica

El Templo Abu Simbel fue declarado en 1979 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, reconociendo así su gran interés artístico e histórico. El templo se inició a construir con el método speo, excavado en la roca, alrededor del año 1284 a.C. y tardó en construirse unos 20 años. Abu Simbel fue construido por Ramsés II para conmemorar su victoria en la batalla de Kadesh (ca. 1274 a. C.). Está dedicado al culto del propio Ramsés y de las grandes deidades del Antiguo Egipto, Amón, Ra y Ptah, dioses muy venerados a lo largo de la Historia del Antiguo Egipto.

Ra era la cabeza de la Enéada de Heliópolis, Amón la cabeza de la Tríada de Tebas y Ptah el gran dios artesano de Menfis. Al lado de los tres se representa a Ramsés como el cuarto gran dios de Egipto. Ramsés II combatió a los enemigos del Norte, y del Sur, pero su batalla más importante fue la de Kadesh contra los asiáticos hititas. Esta batalla terminó con un tratado de paz entre ambas fuerzas. Aún así, en los muros de Abu Simbel y de otros templos egipcios, Ramsés se jactaba de haber ganado la batalla; el rey de los hititas hizo lo propio en los templos de su país. En 1964, como consecuencia de la construcción de la presa de Asuán, los Templo de Ramsés y de Nefertari se desmantelaron para volver a ser reconstruidos en una zona próxima, 65 metros más alta y unos doscientos metros más alejada.

Información

Del 18 de Mayo al 7 de Julio de 2013. Parque del retiro. Paseo de las Delicias, s/n (11406, Jerez De La Frontera).


Tarifas

Entrada general: 7 €, entrada estudiante: 4 € (mostrando carnet de estudiante), entrada infantil: 4 €, entrada familiar: (2 adultos y 2 niños hasta los 12 años): 15 €.

Horarios

El museo del Templo Abu Simbel permanecerá abierto durante los siete días de la
semana de 11:00 a 23:30 horas.

Más información

Museo del Templo de Abu Simbel

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Animales sagrados del Antiguo Egipto (Museo Egipcio de Barcelona). Del 22 de febrero al 30 de septiembre de 2017.