Novedades editoriales

23 de mayo de 2017

El leonés Nacho Ares bucea en el Egipto corrupto en su nuevo libro


A Nacho Ares le fascinan los misterios. Y Egipto es un lugar mágico para investigar. El historiador leonés regresa a la tierra de los faraones en su última novela, La hija del sol (Editorial Grijalbo), que acaba de llegar a las librerías.

Ares se adentra en uno de los períodos más oscuros, corruptos y fascinantes del país del Nilo. La trama de la novela transcurre hace 3.500 años con Akhenatón como protagonista. El faraón está dispuesto a suprimir los privilegios de un clero que se ha vuelto ingobernable y para ello contará con el apoyo de su hermana, la bella y sabia Isis, quien le animará a instaurar un nuevo culto a Atón, el dios del sol.

«Además, deja la capital, Tebas, que se traslada a una nueva ciudad situada en el Egipto Medio, de diseño nuevo. Es una revolución que duró 17 años. Una época difícil, con una plaga de peste que tal vez fue la que acabó con la vida del faraón», explica Ares, conocido por su participación en el programa de televisión Cuarto Milenio y en Ser Historia.

Ares, que sostiene que «la historia no es aburrida si te la cuentan bien», engancha desde la primera línea al lector con una sorprendente historia de traiciones y luchas de poder.

Ares, que ha sido profesor en el Museo Bíblico y Oriental de León hasta su clausura, es autor también de El sueño de los faraones y La tumba perdida. Detrás de todas sus novelas hay una ardua labor de documentación. «Me nutro de documentos históricos, de investigaciones arqueológicas, de viajar y visitar los lugares para recrear luego los espacios que describo...», dice. Un libro en el que no todo es historia, sino que hay buenas dosis de fición, porque hay muchas lagunas en torno a la figura de Akhenatón. «Es poco lo que se sabe.

Al haber sido un faraón herético, en el momento en el que desaparece del trono los faraones que vienen después persiguieron su memoria y borraron cualquier huella relacionada con él. Por ello, dejo volar la imaginación dentro de los parámetros de la lógica. Pero es la propia historia la que marca el destino de este libro sobre una época perdida», confiesa Ares, quien se hizo historiador, precisamente, por Howard Carter, el descubridor de la tumba de Tutankamón. Ares se inició en la egiptología con sólo 13 años.

Artículo: Verónica Viñas.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Animales sagrados del Antiguo Egipto (Museo Egipcio de Barcelona). Del 22 de febrero al 30 de septiembre de 2017.