Novedades editoriales

23 de marzo de 2017

Una misión española halla la tumba intacta de un noble del sur de Egipto


En la árida colina que una vez albergó el descanso eterno de la familia gobernante de Elefantina un nuevo personaje, desconocido hasta ahora, acaba de regresar a escena tras 3.800 años bajo tierra. La misión española que desde hace nueve campañas excava sus entrañas ha hallado el enterramiento intacto de Shemai, hermano de uno de los gobernadores más notables de la dinastía XII, Sarenput II.

La angosta sepultura donde reposaba el cuerpo de Shemai está ubicada a dos metros y medio bajo una tierra oculta durante siglos por un vertedero de cerámica copta de un monasterio cercano. "Es un hallazgo único. Un auténtico descubrimiento de libro. Por primera vez hemos podido documentar desde la parte superior hasta la cámara intacta todo un complejo de elementos rituales y funerarios", señala Alejandro Jiménez, profesor de Historia Antigua de la Universidad de Jaén y director de la expedición que horada la montaña de Qubbet el Hawa, una necrópolis de nobles de los reinos Antiguo y Medio.

El descubrimiento de Shemai alumbra la genealogía de la estirpe que durante más de un siglo llevó las riendas de Elefantina, a unos 900 kilómetros al sur de El Cairo; sirvió de emisario real en la baja Nubia y participó en las campañas militares de los faraones. "En el interior de la cámara hemos hallado un ataúd que contiene a un personaje relacionado con la familia gobernante de Elefantina que había permanecido hasta ahora en la oscuridad", desvela el responsable de la misión jiennense a unos metros del pozo que con ayuda de una escalera de madera conduce hasta la oquedad.

Para Mahmud Afifi, jefe del departamento de Antiguo Egipto del ministerio de Antigüedades egipcio, el descubrimiento no sólo resulta importante por "la riqueza del enterramiento sino por arrojar luz sobre individuos que se sitúan en la sombra del poder". El nicho también ha abierto la puerta a un bello ajuar, compuesto por dos ataúdes que guardaban el cadáver, cerámica funeraria y un conjunto de pequeñas maquetas de madera que representan barcos funerarios y escenas de la vida cotidiana.

La momia está envuelta en un hermoso cartonaje policromado en el que despuntan máscara y collares.Las inscripciones localizadas en el ataúd -carcomido por las termitas- han sido clave para desentrañar el origen del difunto. El texto ha desenterrado su identidad, acompañada de los nombres de madre y padre, Satethotep y Jema, que ejerció de gobernador en tiempos de Amenemhat II (1930-1895 a. C.). "El cuerpo y la tumba, además, nos van a proporcionar datos que nunca figuran en las inscripciones como la edad a la que falleció; qué puesto ocupó dentro de la familia gobernante así como sus patologías y el tipo de vida que llevó", agrega Jiménez.

El estudio de la sepultura de Shemai -una tarea que el equipo multidisciplinar de la universidad jiennense abordará la próxima temporada coincidiendo con el décimo aniversario de la excavación- promete aportar nuevas pesquisas de Sarenput II, que ejerció como gobernador de Elefantina durante los reinados de Sesostris II y III; guió a las tropas egipcias en calidad de general y fue el responsable del culto a varias deidades.

Su feliz hallazgo es sólo el último de una serie de descubrimientos que han rescatado a 14 miembros de la familia gobernante de Elefantina. El pasado año, sin ir más lejos, la expedición halló la momia de Sattjeni, madre de dos de los gobernantes de la región durante el reinado de Amenemhat III, alrededor de 1800-1775 a.C. Un terruño a orillas del Nilo que, fruto del esfuerzo de la misión, va desenterrando sus secretos. "Shemai apareció en un lugar en el que no pensábamos encontrar nada. Fue una sorpresa. Por la tumba intacta y por el personaje en sí", confiesa a este diario Jiménez, uno de los rostros de la imparable Egiptología española.

Artículo: Francisco Carrión.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Animales sagrados del Antiguo Egipto (Museo Egipcio de Barcelona). Del 22 de febrero al 30 de septiembre de 2017.