Novedades editoriales

13 de diciembre de 2016

Excavan un antiguo cementerio de gatos en Egipto


Casi cien esqueletos completos de animales han sido excavados cerca de un templo consagrado a Serapis, en las afueras de un puerto de inicios de la era romana en Berenice, en Egipto. Los arqueólogos han descubierto 86 esqueletos de gato doméstico, nueve esqueletos de perro y, al menos, dos especies de monos: tres cercopitecos verdes y un papión oliva, según explica Marta Osypińska, de la Academia de Ciencias de Polonia, en un artículo publicado en Antiquity.

Dos esqueletos de gatos jóvenes poseían cuentas decorativas de cáscara de huevo de avestruz a la altura del cuello y otros tres gatos y un cercopiteco verde fueron enterrados con collares de hierro. "Los hallazgos deberían de ser interpretados como un cementerio de mascotas y no como entierros relacionados con ritos sagrados o mágicos", sostiene Osypińska. El cementerio de animales de Berenice, situado a orillas del mar Rojo, demuestra que la posesión de mascotas no es un fenómeno moderno.

Los entierros se localizaban dentro de una zona amplia que fue un vertedero en época romana, pero los animales no fueron arrojados como escombros sino cuidadosamente depositados en sus respectivas tumbas. Los entierros de la ciudad portuaria de Berenice, establecida con fines militares para proteger el tránsito de elefantes africanos, han sido fechados entre el último cuarto del siglo I d.C. y la primera mitad del siglo II d.C.

"En la mayoría de los esqueletos completos y bien conservados no se observa patología alguna. Se le ha dado importancia a la muerte intencionada de animales, una práctica conocida por las momias de animales del valle del Nilo, de la cual no hay evidencias en Berenice", afirma la arqueóloga. El entierro de animales ha sido documentado en Egipto desde el período predinástico hasta la época romana, y el cementerio de mascotas de Berenice constituye un caso único por sus características.

Artículo: Alec Frossmann.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Animales sagrados del Antiguo Egipto (Museo Egipcio de Barcelona). Del 22 de febrero al 30 de septiembre de 2017.