Novedades editoriales

8 de octubre de 2016

“Es más seguro ir a Egipto que a una ciudad europea”


Egipto está recuperando la normalidad, al menos así lo sienten los egiptólogos que trabajan en las diferentes misiones españolas esparcidas a lo largo del país del Nilo. “La situación ha ido mejorando sin pausa en los últimos dos años”, afirma Alejandro Jiménez, que dirige la excavación de Qubbet el-Hawa en Asuán. Las misiones ya se están preparando para iniciar una nueva temporada de excavaciones, que estrenará en los próximos días la egiptóloga Miriam Seco en el yacimiento tebano deltemplo de Millones de Años de Tutmosis III, uno de los faraones más relevantes del antiguo Egipto y una de las misiones más relevantes bajo dirección española.

Para tratar el estado de las misiones españolas y los descubrimientos realizados y los que están por venir, la Societat Catalana d’Egiptologia ha organizado este sábado una jornada que reúne varios egiptólogos pertenecientes a diferentes yacimientos. Uno de ellos es Alejandro Jiménez, que se muestra especialmente optimista ante la situación que vive actualmente Egipto después de la inseguridad que provocó una estampida preocupante de turistas.

“Egipto es seguro”, recalca antes de añadir que “ahora ya no hay ni carteristas”. “Influye el pasado militar del actual presidente y se nota que el ejército está apoyando a la policía”, añade. Jiménez lamenta que su yacimiento sufrió expolios en 2013, concretamente en el almacén donde se encontraban las mejores piezas. “Otras misiones también sufrieron robos”, recuerda. “Ahora, en nuestro yacimiento hay seis policías en la entrada y otros tantos de la secreta paseando en el interior”. Aún así, reconoce que el turismo tardará en recuperarse. “Es difícil que el turista occidental decida volver porque pone en el mismo saco la situación egipcia actual con la de otros países problemáticos del Próximo Oriente”.

La misión en el yacimiento de Oxirrinco tiene un acento especial porque desde que se iniciaron las primeras acciones en 1992 los responsables tomaron contacto con una de las zonas del país más delicadas y sensibles, territorio en la provincia de Mínia, que está muy alejada de la parcela turística. “Nosotros hemos necesitado seguridad desde los inicios, y siempre vamos escoltados por coches policiales que, en determinados momentos, también nos tiene que flanquear en nuestras operaciones”, asegura Núria Castellano, miembro del la misión en Oxirrinco, quien, en el aspecto de la seguridad, cree que “no se han producido cambios importantes como sí que han sucedido en otros yacimientos”.

Castellano admite, gracias a esa seguridad y protección existente, no han sufrido expoliaciones en la época moderna. La última fue en el año 2000 cuando gracias a unos ladrones que intentaban robar una escultura en una parte subterránea pudieron iniciar excavaciones en la zona y descubrir la estructura de Osireion, “templo dedicado a los misterios y a las fiestas de la divinidad Osiris”, explica.

Ocho misiones españolas

Actualmente, en Egipto trabajan ocho misiones españolas, un número muy inferior al de otros países como Francia o Alemania. El principal problema con el que se encuentran es la financiación. El propio Jiménez vio peligrar la continuidad de las excavaciones antes de lograr que su proyecto sea financiado este año por el Ministerio de Economía y Competitividad. Otras misiones, como el Proyecto Djehuty que dirige José Manuel Galán, cuenta con financiamiento privado. A pesar de esto, los logros de las misiones españolas son “sobresalientes”, según Jiménez. Núria Castellano también denuncia “la nula financiación” que recibe su misión por parte del ministerio de Educación, Cultura y Deporte, a diferencia de otros yacimientos con presencia española. Los trabajos en Oxirrinco reciben el apoyo económico de la Universidad de Montpellier, la Universidad de Barcelona, y la Societat Catalana d’Egiptologia.

Este es el estado actual de las ocho misiones españolas que se están llevando a cabo en tierras egipcias:

Oxirrinco

La ciudad grecorromana de Oxirrinco estaba rodeada por una muralla que se puede recorrer bastante bien por el lado oeste, el que da al desierto. Por los lados norte y sur, el trazado se ha perdido, pero se puede adivinar bastante bien hasta dónde llegaba la ciudad. Al lado este, el más destacable es una puerta monumental de piedra, de aspecto faraónico, que da al actual pueblo de El-Bahnasa y Bahr Yussef. El conjunto de la ciudad tenía, pues, unos 2 km en sentido norte-sur, y 1,5 Km en sentido este-oeste. Fuera del recinto amurallado de la ciudad, y al oeste de lo mismo, hay un Osireion del cual se ha conservado la parte subterránea, y que fecha esencialmente de tiempos ptolemaicos; y entre el Osireion y la ciudad, una necrópolis griega y romana.

Proyecto Djehuty

Bajo la dirección de José Manuel Galán Allué se están haciendo trabajos de excavación, restauración y publicación de las tumbas de Djehuty y de Hery, números 11 y 12 ubicadas en Dra Abu el-Naga, una de las necrópolis de la orilla oeste de la antigua Tebas, en la región de Luxor. Además, se espera que las tumbas sean abiertas al público una vez finalicen todos los trabajos.

Heracleópolis Magna

La Nen-nesu de los antiguos egipcios y actual Ensaya el Medina, es una ciudad situada en el Egipto Medio, a 130 kilómetros de El Cairo y en la actual provincia de Beni Suef. La excavación, dirigida por Carmen Pérez Die se halla en la orilla occidental del río Nilo, en la entrada del Oasis del Fayum, y muy cerca del brazo del Nilo denominado ‘Bahr el Yusuf’. El gobierno egipcio, tras la campaña de Nubia, con motivo de la construcción de la presa de Asuán, concedió a España el permiso para excavar en la ciudad de Heracleópolis Magna. En 1966 comenzaron los trabajos, dirigidos por Martín Almagro. Desde 1984, ya se han realizado 27 campañas de excavación, ahora dirigidas por Pérez Die, como proyecto del Museo Arqueológico Nacional.

Amen-Hotep Huy

La tumba número 28 de Asasif está localizada en la necrópolis tebana, en el área de Asasif Sur, delante y bajo la tumba de Dyar y adyacente a la tumba de Jeruef. El monumento en el que trabaja el equipo del I.E.A.E. bajo la dirección del Dr. Francisco Martín Valentín y la co-dirección de Dª Teresa Bedman, posee una altísima importancia arqueológica, artística e histórica, por ser del mismo periodo de la Tumba Tebana nº 192 de Jeruef, Senaa, perteneciendo como esta al reinado de Amen-Hotep III (Imperio Nuevo, hacia 1360-1353 a.C.), y más específicamente al lapso de tiempo transcurrido entre los años 28 al 36 de dicho soberano, el cual constituye uno de los momentos más agitados e interesantes del Imperio Nuevo.

Templo Funerario Tutmosis III

Dirigido por la Dra. Myriam Seco Álvarez y el Dr. Nur Abd el Gafar Mohamed, el proyecto de excavación, restauración y puesta en valor del templo funerario del faraón Tutmosis III se inició en 2008. El templo del rey egipcio, a quien apodan el “Napoleón” egipcio, había quedado enterrado en la arena por el paso del tiempo. Ahora, los trabajos que se desarrollan en el yacimiento persiguen llegar a comprender mejor el complejo funerario, aplicando nuevas técnicas y tecnología.

Qubbet el-Hawa

Hasta 60 tumbas acoge la necrópolis de Qubbet el-Hawa, situada frente de la moderna ciudad de Asuán, al sur de El Cairo. La mayoría de ellas pertenecieron a los nobles del Reino Antiguo y del Reino Medio (2600-1750), y su estudio ha permitido conocer un poco más el engranaje de las relaciones internacionales en la Antigüedad. Allí trabaja desde 2008 la Universidad de Jaén con un proyecto en 2008 centrado en el estudio y excavación de la tumba QH33, en la que descansaban los gobernadores de Elefantina Heqaib III y su hermano y sucesor, Ameny-Seneb (1810-1790 a. C.). Los trabajos arqueológicos permitieron el hallazgo de nuevas tumbas, con el que se amplió la zona de estudio.

Proyecto dos cero nueve

La antigua ciudad de Tebas y actual Luxor vuelve a ser en este caso objeto de estudio. El proyecto liderado por la Universidad de La Laguna de Santa Cruz de Tenerife ha sido bautizado como el “dos cero nueve”, en referencia al número de la tumba tebana TT 209. Fue descubierta por el equipo canario en 2012 después de que las riadas la hicieran desaparecer. Para su hallazgo, se ayudaron de los informes redactados por investigadores de comienzos del siglo XX y por planos confeccionados a mitad de los años sesenta. Las excavaciones han permitido descubrir partes de la infraestructura que habían pasado por alto en las anteriores investigaciones, como la puerta de entrada a una cámara.

Sharuna

Desde el año 2006 la Fundació Arqueològica Clos/Museu Egipci de Barcelona ha llevado a cabo seis campañas de trabajo en la necrópolis principal de Kom el-Ahmar Sharuna, cuyos restos se identifican tradicionalmente con la localidad faraónica denominada Hut-nesut. El proyecto consta de una primera línea de investigación, a cargo de Beatrice Huber, que se centra en el estudio de la ocupación tardorromana en la región; mientras la segunda tiene como objetivo la continuación de la excavación y la documentación de la necrópolis.

Artículo: Silvia Colomé.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Animales sagrados del Antiguo Egipto (Museo Egipcio de Barcelona). Del 22 de febrero al 30 de septiembre de 2017.