Novedades editoriales

20 de octubre de 2016

Detectan 2 espacios vacíos desconocidos en el interior de la Gran Pirámide


Los investigadores del proyecto internacional Scan Pyramids, que utiliza técnicas no invasivas para explorar el interior de las pirámides, han detectado dos anomalías en la Gran Pirámide, según ha revelado recientemente el comité arqueológico y científico de dicha misión. La Gran Pirámide de Gizeh fue erigida por el faraón Keops hace más de 4.500 años y aún sigue rodeada de misterio. Su orientación astronómica exterior resulta enigmática y también su intrincada arquitectura interior, compuesta principalmente por un pasadizo descendente, que conduce a la Cámara Subterránea, y un pasadizo ascendente, que desemboca en la Cámara de la Reina y, a través de la Gran Galería, en la Cámara del Rey. Esta última sala contiene un sarcófago de granito... vacío. "Creo que la tumba de Keops sigue escondida en la Gran Pirámide de Gizeh", afirmó Zahi Hawass, el célebre arqueólogo egipcio, en una entrevista con National Geographic.

Tres son las conclusiones que ha presentado el proyecto Scan Pyramids al Ministerio de Antigüedades de Egipto. Por un lado, y como explica el HIP Institute en un comunicado, "por primera vez en la historia se han utilizado tres técnicas complementarias -la muografía, la termografía y la simulación en 3D- para 'escanear' la Gran Pirámide de Gizeh". La muografía es la radiografía de muones, unas partículas ínfimas procedentes del espacio exterior que llegan a la superficie terrestre a través de los rayos cósmicos y que pueden penetrar materiales sólidos como las rocas o los bloques de piedra caliza. Las placas sensibles a los muones, estratégicamente colocadas en el interior de una pirámide, pueden revelar espacios vacíos. Los equipos de investigación de la Universidad de Nagoya utilizan esta técnica en la vulcanología.

Las otras dos conclusiones de la investigación: los investigadores han podido confirmar la presencia de una cavidad desconocida en la esquina noreste de la Gran Pirámide, a unos 105 metros de altura del nivel del suelo; y, por último, han podido constatar la presencia de un vacío desconocido detrás de los chevrones que hay sobre el acceso del pasadizo descendente, aunque "su forma, tamaño y extensión aún están bajo investigación", señala el comunicado. "Por favor no utilice los términos 'cámara' o 'cámara oculta', queremos evitar cualquier indicio de sensacionalismo. Estamos hablando de cavidades anteriormente desconocidas que han sido confirmadas por la muografía. Ahora se trata de refinar la investigación y tratar de averiguar el propósito, la posición exacta, la forma y el tamaño de estas cavidades", explica Mehdi Tayoubi, el codirector de la misión, a este medio.


¿Qué es esto de los chevrones? El logotipo de Citroën tiene dos de ellos, también el de la petrolera Chevron. Un chevrón es un símbolo heráldico con forma de compás. Sobre la puerta de entrada a la Gran Pirámide, en la cara norte, hay cuatro bloques de piedra colocados de forma oblicua que forman dos chevrones. Estas piezas no se colocaban con fines decorativos, sino para proteger un espacio vacío y evitar el derrumbe del techo. Hace 4.500 años, cuando se construyó la pirámide, estos chevrones estaban ocultos tras unos bloques de revestimiento que fueron desmantelados a lo largo de los siglos. "La cuestión es la siguiente: ¿por qué se colocaron tantos chevrones para proteger un área tan pequeña al comienzo del pasadizo descendente?", se preguntan los investigadores.

Los expertos confirman, por tanto, la existencia de un vacío oculto en el interior de la cara norte que "podría tener la forma de, al menos, un corredor en dirección al interior de la Gran Pirámide". A finales de octubre se recogerán los datos procedentes de doce nuevas placas de emulsión de muones que han sido colocadas en el pasadizo descendente. En el interior de la Cámara de la Reina también se está recogiendo información procedente de muones y los resultados de los análisis se obtendrán durante los tres primeros meses de 2017.

La otra anomalía se localiza en la esquina noreste de la Gran Pirámide. Los telescopios de muones de la Comisión de Energía Atómica (CEA) de Francia, dispuestos en el exterior de la Gran Pirámide, han operado durante tres meses y han acumulado unas cincuenta millones de partículas cósmicas de muones. Los análisis han revelado la presencia de tres hendiduras ya conocidas y una nueva cavidad a 105 metros de altura. "Se están desarrollando nuevos análisis para comprobar la existencia de cavidades adicionales", concluyen los investigadores. La Gran Pirámide sigue rodeada de misterio...

Artículo:Alec Forrsmann.

Revista Egiptología 2.0


Curso on-line



Exposición temporal: Animales sagrados del Antiguo Egipto (Museo Egipcio de Barcelona). Del 22 de febrero al 30 de septiembre de 2017.